Si hay un gran viaje cómodo y divertido para los menores y para sus padres, ese es un crucero. Las instalaciones y actividades de entretenimiento con las que cuentan los cruceros para niños y la tranquilidad de los mayores de viajar en un espacio “cerrado” y controlado son el principal motivo para viajar a bordo de un navío en familia.

Rodeados del mar, permanecer en el crucero es para los niños toda una aventura, una experiencia nueva y diferente. Además, evitamos el usar diversos transportes y alojamientos como ocurre en los largos viajes por tierra. Seguro que a lo largo de este artículo encuentras más motivos para realizar un crucero con niños. 

Si estás pensando en realizar un crucero con niños, te resolvemos todas las dudas que puedas tener y te damos unos consejos para elegirlo y disfrutar a bordo.

¿A partir de qué edad pueden realizar un crucero los niños o bebés?

Por lo general, es posible viajar en crucero con niños y bebés, pero es necesario consultar la edad mínima exigida. Algunas navieras fijan esta edad entre los seis meses y un año. Por ello, a lo largo de este artículo encontrarás también algunas recomendaciones para hacer un crucero con bebés.

¿Pueden los niños viajar gratis en un crucero?

En algunas compañías de cruceros los niños pueden viajar gratis o con ventajosas tarifas familiares cuando estos viajan en camarote con los adultos. No obstante, aunque el pasaje sea gratuito, tendrás que tener en cuenta otros gastos extra, como los del viaje hasta el puerto de salida o los no incluidos a bordo.

El pago de las propinas en los cruceros suele generar dudas. Pueden pagarse al reservar el viaje o antes de abandonar el barco. Muchas compañías no las cobran a los bebés o realizan un descuento a los niños menores de 14 años.

Por lo general, las actividades para niños en el crucero son gratis o están incluidas en el precio total de la reserva.

¿Qué actividades hay en los cruceros para niños?

Hay compañías que cuentan con cruceros especiales para niños y adolescentes, los cuales incluyen numerosas actividades gratuitas a bordo: juegos, teatro, números musicales o circenses, magia, etc. Divididas por franjas de edad, suelen tener más de un pase y realizarse en varios idiomas. Además, este tipo de experiencias permiten que los niños se relacionen con otros de una manera más fácil y con más frecuencia que en un viaje por tierra.

También existen cruceros temáticos en los que los niños pueden encontrarse con pasajeros que les resultarán familiares a través de los dibujos animados o el cine.

Aparte de estas actividades, los cruceros familiares suelen tener servicios específicos para niños: canguros o niñeras, guarderías disponibles durante las excursiones o escalas, y espacios habilitados específicamente para su entretenimiento. Entre estos últimos destacan el parque acuático, el cine y las salas con videoconsolas y juegos virtuales.

Con el fin de que el niño pueda disfrutar lo máximo posible del crucero, es necesario consultar con la compañía las actividades y servicios incluidos, y si es necesario reservar algunos de ellos con antelación o bien hacerlo en el propio barco. Cada mañana se informa de las mismas en el diario de a bordo que los pasajeros reciben en el camarote.

¿Qué actividades especiales hay en los cruceros para niños?

A la hora de elegir cruceros para niños, infórmate de las actividades e instalaciones a bordo específicas para ellos.

¿Qué camarote elegir en un crucero para niños?

En los cruceros familiares es importante conocer bien cómo son los camarotes para elegir el más adecuado y procurar la mayor comodidad a los niños.

Informarse del tamaño y los servicios de camarote son importantes si viajas en crucero con bebés. Comprueba si dispone de elementos de aseo y cómo solicitar la cuna.

Si vas a viajar con varios niños, ten en cuenta que los camarotes que pueden alojar a cinco o más personas suelen estar muy solicitados, por lo que lo conveniente reservar tu viaje en crucero con mucha antelación.

Los camarotes interiores no tienen aperturar ni entrada de luz exterior, aunque su precio es el más económico. En cambio, los exteriores cuentan con ojo de buey, un cristal circular por el que entra luz, excepto si son de vista obstruida. Esto quiere decir que el ojo de buey está situado detrás de uno de los botes salvavidas.

Los camarotes de categoría superior serán los más cómodos si vas a realizar un crucero con niños, pues cuentan con servicios adicionales, balcón privado y estancias más amplias o especiales, como jacuzzi o sala de estar. Suelen ubicarse en las cubiertas superiores del barco.

Sin embargo, si los niños son susceptibles de sufrir mareos, es aconsejable elegir cabinas situadas en las cubiertas inferiores y en la parte central del navío. En este otro artículo tienes algunos consejos útiles para combatir el mareo durante un crucero.

Para facilitar el descanso, elige aquellos camarotes alejados del ruido de las zonas de ocio y de los motores del buque, que suelen situarse en popa, por lo que las cabinas en proa serán más silenciosas.

¿Tienen menús específicos para niños los cruceros?

Sí, sobre todo los cruceros familiares o especiales para niños cuentan con una amplia gama de platos en los buffets o menús infantiles en los restaurantes. Además, muchas compañías permiten solicitar durante la reserva menús aptos para pasajeros con intolerancias alimentarias.

Conocer el horario de comidas a bordo es recomendable si vamos a hacer el crucero con niños, más exigentes con sus hábitos para comer. Generalmente, los horarios se asemejan a los de los comedores de un hotel. Las compañías extranjeras suelen empezar y terminar de servir una hora antes que las españolas. También existen navieras sin horarios preestablecidos, quedando este a elección del comensal.

Elegir pensión completa o un todo incluido, que integra todas las comidas y una selección de bebidas no alcohólicas y con alcohol, puede ser más cómodo y económico, sobre todo si no vamos a realizar algunas excursiones y vamos a permanecer mucho tiempo a bordo del barco.

No se permite subir comidas a un crucero, salvo por cuestiones médicas. De hacerlo, el personal del crucero la recogerá y nos la devolverá al final de la travesía. En el caso de que hagamos el crucero con un bebé, conviene comprobar hasta qué punto está incluida su comida en el precio de la reserva para evitar gastos inesperados a bordo.

Características de los cruceros familiares

Si vas de crucero con niños, es aconsejable elegir los que tengan los menús y horarios de comedor más convenientes para ellos.

¿Qué echar en el equipaje para hacer un crucero con niños?

En primer lugar, a bordo de un crucero hay que extremar las medidas de protección solar, dado que el efecto espejo del mar incrementa el riesgo de quemaduras. Conviene utilizar crema con factor alto, gafas y gorras. Si vas a viajar en avión hasta el puerto de salida, incluye el protector solar en el equipaje facturado -en la maleta de mano no se aceptan frascos de capacidad superior a los 100 ml., excepto la comida y bebida para el bebé-, pues a bordo será más caro.

Por otro lado, protege a los niños del fresco de la brisa nocturna con prendas de manga larga y lleva un chubasquero por si hubiese alguna tormenta. Tampoco olvides incluir bañador y calzado adecuado para la piscina y actividades deportivas.

También será útil un botiquín de emergencia (pastillas contra el mareo, para la fiebre, cremas para golpes, material y productos para las heridas y curas, etc.) o con las dosis adecuadas para la estancia en el crucero si el niño sigue algún tratamiento especial. Las farmacias a bordo son caras.  

¿Qué documentos necesitan los niños para viajar en crucero?

Los documentos con los que deberán realizar el crucero los niños variarán en función de la ruta. Por ello, debemos consultar con suficiente antelación en la Embajada o Consulado de cada país por los que haga escala el barco los requisitos de los menores para viajar.

Es cierto que el DNI es obligatorio para los mayores 14 años, pero sólo si el crucero navega exclusivamente por España los menores de 15 pueden viajar sin DNI, y siempre que estén acompañados por sus padres y estos lleven el libro de familia. Si el crucero discurre por países de la UE o del espacio Schengen sí deberán contar con Documento Nacional de Identidad.

Para viajar fuera de estos países, los menores deberán contar con Pasaporte o visado. Hay países que permiten la obtención de un visado en grupo o familiar. Otros, no exigen visado a los menores.

También habrá que expedir documentos específicos si los niños van a realizar el crucero solos o sin ambos padres. Si viajan solos, acompañados únicamente por uno de sus padres, tienen un sólo progenitor o los acompañantes son otros adultos, necesitarán llevar una autorización de viaje formalizada en la Guardia Civil, así como documentos que apoyen las situaciones mencionadas (Libro de familia, DNI, etc.) Por otro lado, las navieras, suelen exigir la presentación de una carta original firmada ante notario en la que los padres del menor de edad otorgan, a través de su firma, el consentimiento para que un acompañante se haga cargo del menor durante la travesía del crucero específico.

En este otro post puedes encontrar más información acerca de la documentación de los niños para viajar.

Todo sobre cómo hacer cruceros con niños

Además de preparar el equipaje adecuado, no olvides consultar la documentación, las vacunas y el seguro de viaje para el crucero que vas a realizar con tus niños.

¿Son necesarias las vacunas para ir de crucero con niños?

Además de seguir el calendario de vacunación infantil del país de origen, los niños tendrán que vacunarse en función de los países incluidos en el itinerario del crucero. Por ejemplo, los buques que navegan por el Océano Índico requieren a sus pasajeros la vacuna contra la fiebre amarilla. Las vacunas obligatorias y recomendadas para visitar cada país, estén disponibles en las webs del Ministerio de Sanidad.

Los certificados de vacunación justificarán la vacunas administradas al viajero si es requerido por las autoridades del destino o por la naviera.

¿Debería contratar un seguro para cruceros?

Los viajes por alta mar tienen particularidades diferentes a los de tierra, también a la hora de recibir asistencia sanitaria. Al igual que la farmacia, los precios del médico a bordo suelen ser caros. Además, los cruceros no están preparados para atender problemas de salud graves, y en estos casos es preciso organizar un traslado a un hospital en tierra, trámite que suele acarrear costes altos, sobre todo si estamos en el extranjero.

Por ello, para viajar en crucero con los niños con total tranquilidad, es muy recomendable adquirir un seguro para cruceros. Te facilitará la asistencia médica y hospitalaria y te ahorrará los gastos correspondientes.

En este otro artículo tienes más información acerca de cómo funciona la asistencia médica en el seguro para cruceros.

Otra gran ventaja de go | cruise, el seguro de viajes en crucero de InterMundial, es que no sólo te cubre a bordo, sino también en tierra, es decir, durante las escalas y durante todo el viaje. ¿Qué quiere decir esto? Si tienes problemas con el transporte que te lleva hasta el puerto de salida del crucero, con el equipaje, o tienes un accidente o problema de salud durante una excursión, tendrás garantizada la asistencia y los gastos de la misma. Este seguro de viaje en crucero también te permite recuperar el dinero si debes cancelar la reserva o interrumpir la travesía debido a problemas importantes.

Fuente | Nudoss

Dudas y consejos al hacer cruceros con niños
5 (100%) 1 voto