Si eres europeo y estás preparando un viaje por algún país de Europa, tanto si es para unos cuantos días como si es de larga estancia, no debes olvidarte de hacer algunos preparativos previos, como solicitar la Tarjeta Sanitaria Europea, ya que con ella podrás recibir asistencia médica en cualquier Estado miembro de la Unión Europea, Islandia, Liechtenstein, Noruega y Suiza. Sin embargo, debes tener en cuenta que esta tarjeta tiene sus limitaciones, como el no poder garantizarte que la atención médica vaya a ser 100% gratuita, ya que cada país tiene unas condiciones en su sistema de atención médica a las que te tienes que adaptar.

Viajar por Europa: ¿Tarjeta Sanitaria o Seguro de viaje?

La Tarjeta Sanitaria Europea (TSE) tiene un periodo de validez de dos años y se puede solicitar y renovar a través de Internet, aunque tarda unos 10 días en llegar al domicilio, por lo que hay que gestionar su petición con suficiente antelación al viaje.

Los países que se encuentran cubiertos por la TSE son Alemania, Austria, Bélgica, Bulgaria, Chipre, Croacia, Dinamarca, Eslovaquia, Eslovenia, Estonia, Finlandia, Francia, Grecia, Hungría Irlanda, Islandia, Italia, Letonia, Liechtenstein, Lituania, Luxemburgo, Malta, Noruega, Países Bajos, Polonia, Portugal, Reino Unido, República Checa, Rumania, Suecia y Suiza.

Esta tarjeta no contempla la cobertura en viajes cuya finalidad sea recibir tratamiento médico, aunque sí queda cubierta cualquier atención médica de urgencia, así como la documentos para planificar viaje para estudiar en el extranjerode enfermedades crónicas y embarazos, incluido el parto. Por ello, lo más recomendable es llevarla actualizada, de modo que tengamos cubiertas las necesidades médicas básicas.

No obstante, debemos tener en cuenta que la TSE no garantiza la gratuidad del servicio, ya que en los centros de atención sanitaria u hospitales serás atendido como un residente más, bajo las mismas condiciones y legislación, por lo que si estás en un país cuyo modelo de atención sanitaria se basa en el copago, tendrás que abonar el importe tal y como lo haría una persona autóctona. Lo mismo ocurre con la medicación: en caso de necesitarla, deberás abonar el importe que se cobra habitualmente en dicho país.

Sin embargo, en caso de ser necesaria la repatriación al país de origen con urgencia, a pesar de llevar la TSE, ésta no cubre los gastos ocasionados, por lo que para este tipo de casos se necesita una cobertura adicional a partir de un seguro de viaje. A pesar de que los viajeros con nacionalidad de alguno de los países de la UE no tienen obligación de contratar un seguro para viajar por Europa, deberías de tener en cuenta la posibilidad de que se produzcan otros incidentes durante el viaje, como pérdida de vuelos, robos, extravío de equipajes y otras circunstancias que pueden ocasionar, además de molestias, gastos añadidos difíciles de asumir. Por ello, es importante adquirir un seguro de viaje que, por breve que sea nuestra escapada, nos aporta tranquilidad con coberturas ante estos problemas comunes al viajar. Si durante tu estancia vas a practicar deportes al aire libre, adquiere un seguro deportivo que te garantice asistencia médica, quirúrgica, rehabilitación y el método más eficaz de rescate en caso de accidente. Para los que viajen en grupo y tengan un presupuesto limitado en su viaje, lo ideal es que cubran su escapada con un seguro para grupos bastante económico como es go | group, que cubre gastos de asistencia médica, problemas con el equipaje y una posible cancelación del viaje.

Muchas tarjetas de crédito ofrecen un seguro básico para los viajes adquiridos con esa misma tarjeta. En este caso, es conveniente informarse sobre las coberturas y límites, y consultar las condiciones particulares, ya que en la mayoría de los casos sólo cubre al titular de la tarjeta. Por ello, para contar con una cobertura completa, es recomendable la contratación de un seguro de viaje específico para el tipo de viaje que vayas a realizar.

Si eres extracomunitario, deberás informarte si necesitas tramitar la Visa Schengen para poder viajar por los países europeos que pertenecen al Espacio Schengen. Además, se requiere la adquisición de un seguro de viaje específico para poder viajar por Europa, como el go | Schengen de InterMundial, necesites tramitar el visado o no.

 

Voy a viajar por Europa. ¿Necesito un seguro de viaje?
4.7 (93.33%) 3 votos