Una de las opciones más económicas si queremos visitar lugares y disfrutar de la naturaleza es ir de camping. Sigue estos consejos para elegir el mejor y disfrutar de tu estancia en el mismo.

Consejos para ir de camping por primera vez

Te damos una serie de recomendaciones para ir de acampada, como el tipo de camping que elegir o qué cosas fundamentales debes de llevar.

1. ¿Qué tipo de camping elegir?

Si ya has escogido destino y solo te falta el alojamiento, puedes elegir el camping que mejor se adapte a tu situación: viajes en familia, de aventura, en pareja… sea cual sea tu perfil, hay un tipo de camping para ti. En este post te mostramos las diferencias entre las categorías, qué servicios ofrecen y qué es necesario llevar.

Al igual que los hoteles, los campings también se encuentran regulados según la calidad de sus servicios, pero en lugar de estrellas se representa con triángulos o tiendas de campaña. Existen cuatro categorías, siendo la cuarta la considerada como la superior.

Sin embargo, existen unos servicios mínimos que todos ellos deben cumplir: el vallado del perímetro, suministro de agua y electricidad, acceso de coches, servicios médicos, vigilancia y supermercado cercano.

  • Los campings de primera categoría (tres triángulos) se diferencian por tener agua caliente en el 50% de las duchas, fregaderos, cajas fuertes, restaurante cercano, sala social, campo deportivo, parque infantil y piscina. Además, cada parcela es de 60 metros cuadrados como minino y el 40% de las unidades del camping tiene corriente eléctrica.
  • Los camping de segunda y tercera categoría (uno y dos triángulos) se distinguen de los anteriores por su ubicación, tamaño, estado de las instalaciones y por sus parcelas más pequeñas, de 40 metros cuadrados como área mínima. Además, las unidades del camping con conexión eléctrica son el 20% y no hay agua caliente ininterrumpidamente, como en los anteriores, sino que está disponible durante un mínimo de seis horas diarias.
  • En último lugar se encuentran los campings de lujo, la cuarta categoría (cuatro triángulos), más confortables y cuyos servicios son, además de los mínimos, restaurante, agua caliente en todas las duchas, piscina, área mínima de parcela de 80 metros cuadrados, disponibilidad de cajas fuertes, supermercado, conexión a corriente eléctrica en el 60% del camping y agua caliente ininterrumpida. Aunque por último, existe la opción del glamping, para aquellos que en sus vacaciones busquen el lujo y glamour.

Obviamente, el precio del camping variará según la categoría que escojamos. Pero no solo tenemos que tener en cuenta la calidad del alojamiento, sino también nuestras necesidades. Por ejemplo, si tenemos pensado ir con niños, lo mejor es que los espacios abiertos sean los más grande posibles, que tenga parque infantil y que nuestra parcela sea lo suficientemente extensa como para que puedan jugar sin molestar a los demás. Si lo que buscamos es disfrutar de la naturaleza, tendremos en cuenta las actividades de aventura que nos ofrecen el propio camping o lugares próximos. Además, debemos fijarnos que otros aspectos como, por ejemplo, que este ubicado cerca de los puntos de interés que queremos visitar, si es lo suficientemente tranquilo, si aceptan animales de compañía, etc.

Una herramienta muy útil para buscar campings por destino es la plataforma ExploraCamping, que permite buscar por filtros a través de Google Maps.Qué se necesita para ir de camping

2. ¿Qué cosas son necesarias para irse de camping?

Si es tu primera vez, además de la tienda y el saco de dormir, es necesario que pienses en qué otros elementos pueden ser necesarios, como una colchoneta que sirva como aislante térmico, sillas y mesas para comer (si vas muchos días puede ser un incordio comer siempre en el suelo), cuerda para tender, toallas,  linternas, bolsas de plástico, detergente, vasos y platos de plástico, papel higiénico, un espejo, un termo, paños de cocina y antimosquitos. También es importante saber si el agua del camping es potable, ya que, si no lo es, puede interesarnos llevar algunas garrafas. En cuanto a la comida, lo mejor es no complicarse y llevar cosas fáciles de cocinar, y siempre es útil llevar aceite, sal y café para el desayuno, así como aperitivos y frutos secos. Asimismo, es conveniente llevar un pequeño botiquín, así como pilas, baterías y una radio para escuchar música.

Si por el contrario piensas hacer camping de forma puntual y prefieres no adquirir todo el material de acampada, puedes informarte en tu municipio, ya que algunas casas de la cultura, de la juventud, etc. ofrecen la posibilidad de alquilar una tienda de campaña.

3. Seguro de viaje

Por último, consulta cuál es el seguro de viaje que se adapta mejor a tu escapada.

  • Por ejemplo, si además de hacer camping vas a dar paseos por la naturaleza en bicicleta o vas a practicar un deporte de aventura, en InterMundial contamos con un seguro especialmente pensado para la práctica de deportes, el seguro Totalsports. Cuenta con coberturas frente a gastos sanitarios ocasionados por accidentes deportivos o problemas con el equipo.
  • Si optas por un camping urbano o no vas a realizar deportes de aventura, puedes optar por un seguro de viaje económico como Totaltravel mini, que cuenta con las coberturas esenciales para todo viaje: asistencia médica, transporte sanitario o gastos de cancelación.

 

Nos vamos de camping: ¿Qué debemos tener en cuenta?
1 (20%) 1 voto