Obtener la visa Schengen supone la ventaja de poder viajar a cualquiera de los 26 países del espacio Schengen durante un máximo de tres meses en un periodo de seis meses. El espacio Schengen comprende 26 países europeos que han decidido eliminar todos los controles de sus fronteras interiores, lo que implica que con este documento no es necesario adquirir una visa particular para cada país. A continuación, te mostramos los pasos para obtener la visa Schengen, entre los cuales está el adquirir un seguro de viaje con unas coberturas específicas que te detallaremos en este artículo.

¿Cómo sé si necesito la visa Schengen?

Si vas a viajar durante un máximo de 90 días durante un periodo de 6 meses a uno o varios países de Europa, tal vez necesites obtener la visa Schengen, aunque esto dependerá también de tu nacionalidad y de la normativa de los destinos. Plantéate estas preguntas para saber si necesitas expedir el visado Schengen.

¿Qué países pertenecen al espacio Schengen?

Los 26 países del espacio Schengen son 22 de los 28 países de la Unión Europea más 4 no pertenecientes a la UE. Son los siguientes: Alemania, Austria, Bélgica, Dinamarca, Eslovenia, España, Estonia, Finlandia, Francia, Grecia, Holanda, Hungría, Islandia, Italia, Letonia, Liechtenstein, Lituania, Luxemburgo, Malta, Noruega, Polonia, Portugal, República Checa, República Eslovaca, Suecia y Suiza.

Bulgaria, Rumanía, Chipre, Croacia, Irlanda y el Reino Unido no pertenecen al espacio Schengen, por lo que tienen sus propias normas para expedir visados. Si tienes una visa Schengen y deseas viajar a uno de estos 6 países, tendrás que obtener un visado y un seguro aparte para cada uno de ellos.

¿Los ciudadanos de qué países necesitan visa Schengen?

Consulta esta lista elaborada por la Unión Europea.

Hay países cuyos ciudadanos no necesitan visa Schengen. Eso sí, aunque pertenezcas a alguna de estas nacionalidades y no precises visado para viajar al espacio Schengen, sí que tendrás que aportar documentación para demostrar los motivos de tu estancia en el país de destino y un seguro de viaje que te garantice una cantidad de gastos médicos por hospitalización y repatriación. Te detallamos las características de estos documentos más adelante.

¿Cuánto tiempo voy a permanecer en el espacio Schengen? ¿Cuántas veces voy a entrar y salir del mismo?

Como ya hemos comentado, la visa Schengen te permite permanecer en el espacio Schengen un máximo 90 días durante un periodo de 6 meses. A la hora de calcular el número de días que vas a viajar, ten en cuenta que el día de la llegada y el de salida cuentan como días completos.

Por lo general, el visado es de entrada única, pero si quieres entrar y salir del espacio Schengen más de una vez durante el tiempo de validez de tu visado, deberás solicitar una visa Schengen de entradas múltiples. Es evidente que una vez agotes el tiempo de permanencia que figura en tu visa, deberás abandonar el espacio Schengen. Podrás volver a ingresar en él 3 meses más tarde.

Una vez que has averiguado si necesitas o no la visa Schengen, deberás hacer los siguientes trámites.

Cómo obtener la visa Schengen

Cita para solicitar la visa Schengen.

Tendrás que concertar una cita para en el consulado del país Schengen al que vayas a viajar. En caso de ser varios los solicitantes, la cita deberá pedirse por separado. Contempla que las solicitudes de visa Schengen no se pueden presentar más de tres meses antes de la fecha de salida. El tiempo promedio que tardan en tramitar la visa Schengen suele ser de 10 días hábiles, aunque si se necesitan documentos adicionales esta duración puede aumentar. Ten en cuenta que sólo reunir la documentación que indica el consulado, si es que no posees algunos de esos documentos o no están al día, puede llevarte varias semanas. Por ello, es aconsejable reunir esa documentación para proceder con tu solicitud y concertar la cita con la suficiente antelación a tu viaje. No obstante, repetimos, la visa hay que solicitarla con un máximo de 90 días antes de la fecha en la que quieras viajar.

Si quieres visitar más países, deberás solicitar un visado en el consulado del país en el que vayas a permanecer más tiempo. Si las estancias en dichos países van a ser de la misma duración, es recomendable presentar la solicitud en el consulado del primer país del espacio Schengen en el que vayas a entrar.

Si el país al que vas a viajar no cuenta con embajada o consulado en tu país de residencia, puedes tramitar la visa en una embajada o consulado de otro país del espacio Schengen que sea representante del país al que vas a viajar. Por ejemplo, un ecuatoriano vive en Quito y quiere viajar a Grecia, pero éste país no cuenta con consulado ni embajada en la capital de Ecuador. Como el Consulado General de España en Quito es representante de Grecia, será al que tengas que acudir a tramitar tu visa Schengen, pues es la institución que examinará tu solicitud y expedirá tu visado.

Aunque puedas hacer la solicitud de la cita por Internet, ten en cuenta que deberás ir de forma presencial al consulado para entregar los documentos, ya que pueden hacerte una breve entrevista.

Reúne los documentos necesarios para obtener la visa Schengen.

Deberás presentar estos documentos en formato original y en fotocopia. Por lo general, el consulado no devolverá los originales en caso de no proporcionar copias.

1. Completa el formulario de solicitud de visado Schengen.

Deberás rellenar una solicitud para cada solicitante de visado, incluyendo a los niños. Fírmala en la oficina consular.

2. Tarjeta de identidad o documento que te acredite como nacional o residente legal del país de origen.

3. Prepara tu pasaporte.

  • Revisa la fecha de validez del pasaporte. Que no esté expedido hace más de 10 años, que tenga un mínimo de 6 meses de antigüedad desde la fecha de solicitud de la cita y válido al menos 90 días posteriores a la fecha de inicio de tu viaje y 6 meses de validez posteriores a la fecha de finalización del viaje.
  • Asegúrate que tu pasaporte tenga suficientes paginas libres. Por ejemplo, España requiere al menos 3 páginas en blanco para estampar una etiqueta de visado.

En caso de que un menor viaje solo o con uno de los padres únicamente, necesitarás además:

  • Copia del certificado de nacimiento.
  • Copia del documento de identidad de ambos progenitores.
  • Declaración de consentimiento de ambos padres sobre el viaje del menor.
  • Si es necesario, orden del tribunal declarando qué progenitor tiene la custodia exclusiva.

Ten en cuenta que mientras se procesa la solicitud de tu visado, tu pasaporte permanecerá en el consulado. En caso de que necesites una confirmación de que tu pasaporte está temporalmente en posesión del consulado, puedes presentar una copia adicional de la página de los datos personales de tu pasaporte para que estampen un sello “copia conforme original”. Este es un servicio sin cargo. La copia sellada te será entregada.

4. Hazte una foto

Se requiere pegar (no grapar) en la solicitud una foto con tamaño para pasaporte con una antigüedad de no más de 6 meses a color y con fondo blanco. En este documento puedes conocer más detalladamente las características de la foto para obtener la visa Schengen.

5. Copia de la reserva de los vuelos de ida y vuelta.

Sirven para demostrar que tienes la intención de abandonar el territorio del Espacio Schengen antes de que el visado haya caducado. No se recomienda comprar un vuelo antes de haber obtenido un visado. En caso contrario, es mejor hacer una reserva de vuelo confirmado que puedas cancelar.

6. Justificantes del motivo de tu estancia.

  • Turismo: Copia de la/s reserva/s del hotel que incluyan nombre, dirección y teléfono del mismo, más el número de confirmación y/o prueba de participación en un grupo de viaje. Si te vas a alojar en un apartamento, aporta un contrato de alquiler. Si vas a viajar por varias ciudades o varios países, deberás presentar todas las reservas. Éstas deberán abarcar toda la duración de la estancia.
  • Negocios: Reservas de alojamiento del mismo modo que los viajes turísticos. Además, pueden pedirte una carta de invitación de la empresa en el país visitante y una carta de tu empleador directo indicando tu cargo dentro de la empresa, el motivo del viaje, quién es el responsable de los gastos de viaje y los datos de contacto de dónde te alojarás.
  • Visita a familiares o amigos: Éstos tendrán que tramitar una carta de invitación y/o comprobante del alojamiento. Este trámite varía según los países de destino tanto en el organismo en el que se expide, en el tipo de formulario a completar y en los documentos que le requerirán a sus amigos o familiares, es decir, los solicitantes (documentos de identidad, libro de familia, etc)
  • Estudios: Escrito del instituto de estudios en que se realizara el curso, indicando los detalles del mismo y la duración de la estancia por estudios.
  • Salud: Cita para diagnóstico o tratamiento; certificado del centro sanitario indicando dónde que se va a realizar el tratamiento médico y duración aproximada del mismo; documentos que acrediten la disponibilidad de recursos económicos suficientes para sufragar los gastos de viaje, la estancia y la atención médica.
  • Actividades artísticas, científicas, culturales, deportivas, religiosas, etc.: Carta del organismo que invita especificando el objeto o motivo del viaje y duración de la estancia. Carta del organismo o institución de tu país especificando claramente tu cargo, el motivo del viaje y si se hace cargo de los gastos del viaje.

7. Seguro de viaje

El seguro médico de viaje para obtener la visa Schengen tiene que cumplir una serie de requisitos mínimos en cuanto a coberturas y gastos mínimos, entre otros. Hay países que requieren una carta que te proporcionará tu compañía de seguros en la que se refleje que la póliza cumple estas condiciones. Recuerda que, aunque no necesites obtener la visa Schengen, este seguro es un requisito para viajar y permanecer en el espacio Schengen.

En InterMundial, expertos en seguros de viaje, tenemos el seguro válido para aquellas personas que deseen obtener el visado Schengen o viajar por el mismo. El go | Schengen cumple con todos los requisitos necesarios para obtener la visa Schengen y es válido para toda la zona. Este seguro tiene un límite de 30.000€ para gastos médicos o enfermedad, en caso de necesitar hospitalización de al menos una noche e incluye intervenciones quirúrgicas de urgencia, exámenes médicos y medicamentos durante el tiempo que permanezca ingresado. Además, incluye 1.000.000€ en caso de repatriación o transporte sanitario de enfermos o heridos (incluyendo avión sanitario) o por fallecimiento del asegurado. Este seguro médico de viaje permite también añadir algunas ampliaciones para aumentar los gastos médicos o agregar las coberturas de anulación, accidentes o protección de equipajes.

Para visitar países de Europa como Reino Unido, Irlanda, Rumanía, Bulgaria, Croacia o Chipre, que pertenecen a la Unión Europea pero no al espacio Schengen, necesitarías contratar el seguro Totaltravel.

8. Demostrar solvencia económica

Se trata de aportar documentos que confirmen que posees medios para sufragar tu estancia y para el regreso al país de origen o de residencia, o bien para transitar a un tercer país en el que tengas garantías de que serás admitido.

  • Si eres empleado: Certificado laboral actualizado que indique cargo, tiempo de trabajo y salario, permiso de vacaciones y copia de las últimas nóminas o roles de pago. Certificados bancarios, estados de cuentas bancarias corrientes o de ahorros en territorio nacional y tarjetas de crédito recientes. En caso de presentar cuentas a nombre de una empresa, deberás presentar la nómina de accionistas de la misma para probar tu relación con dicha empresa.
  • Si tienes un negocio propio: Número o código identificativo de la empresa en tu país, declaración de la renta, certificados bancarios, estados de cuentas bancarias de los seis últimos meses corrientes o de ahorros y tarjetas de crédito. En caso de presentar cuentas a nombre de una empresa, deberás presentar la nómina de accionistas de la misma para probar tu relación con dicha empresa.
  • Si eres dependiente económicamente: La documentación a aportar será la de los padres, cónyuge o hijos.

En cualquiera de estos casos, procura que los estados de cuenta no sean obtenidos de Internet, sino emitidos directamente por el banco. Deben ser copia de los originales y estar actualizados hasta el mismo día de la fecha de la solicitud del visado.

También pueden requerirte pruebas de propiedad inmobiliaria o de integración en tu país de residencia (lazos familiares, situación profesional, etc.)

9. Traducciones

Infórmate del idioma o idiomas en el que el consulado requiere que aportes toda la documentación. Presentarla en cualquier otra lengua hará que tengas que traducirla a través de un traductor certificado.

Realiza el pago de las tasa consular y de servicios correspondiente

No olvides recoger el recibo de esta transacción, pues te lo pedirán al tramitar el visado. Según el país al que vayas a viajar, puede variar el método de pago así como la tarifa, que cambia según la edad o país de procedencia del solicitante.

Dirígete puntual al centro de solicitud de la visa Schengen.

Sigue estas instrucciones:

Consulta las condiciones de seguridad para entrar en la oficina. Es probable que te realicen un control en el centro de expedición de la visa.

Lleva contigo los documentos requeridos en original y en copia.

No olvides llevarte el justificante o resguardo de que has solicitado correctamente la visa Schengen.

Infórmate de cómo realizar un seguimiento del estado de la tramitación de tu visado: online, por teléfono, SMS, e-mail…

Recuerda que deberán devolverte el pasaporte. Entérate de cómo te lo hacen llegar, si personalmente o por mensajería.

 

 

 

 

 

Visa Schengen: pasos para obtenerla
3 (60%) 4 votos