¿Hay algún viajero al que le guste hacer la maleta? Alguno habrá. Si existe, ojalá lea este artículo y, si se puede mejorar, que nos lo comente. Cuando hacemos un viaje corto o, en cambio, es tan largo que requiere llevar más de un bulto, tenemos que recurrir al tan temido equipaje de mano. Y es que, los límites de peso y dimensiones de la maleta o las restricciones que imponen las leyes y las compañías, nos obligan a tener que hacer malabares a la hora de hacer el equipaje de mano. Esperemos que con este post resuelvas dudas como el tipo de maleta que necesitas, qué artículos puedes meter o no, cuánto debe pesar o medir, cuál es la mejor manera de ordenar lo que llevemos dentro o si, además del equipaje de mano, puedes subir otros objetos o bolsos al avión.

Resolvemos 7 dudas a la hora de preparar el equipaje de mano

 ¿Qué tipo de maleta necesito?

Quizá esa maleta de mano que que tienes en casa no te sirve para tu próximo viaje. ¿Por qué? Deberías hacerte dos preguntas sobre ello. ¿Trolley o bolsa de mano? Piensa en el peso que vas a incluir en la maleta y el tiempo que vas a estar cargando con ella durante tu viaje. No es lo mismo una maleta de fin de semana con poca ropa, la cual vas a dejar en el hotel apenas llegues al destino para cogerla hasta que te marches, que un equipaje de mano pesado que vas a estar llevando por varios aeropuertos, medios de transporte o destinos. Es cierto que las ruedas y los mangos telescópicos te facilitan el acarrear tu maleta sin necesidad de cargar peso, pero también reducen espacio interno y aumentan el peso de la misma.

¿De qué material la elijo? Ten en cuenta cuánto pesarán los objetos de la maleta y si habrá artículos delicados o no. Las maletas duras protegen mejor el contenido del equipaje, pero tienen la desventaja de que pesan más y son rígidas, lo que disminuye el espacio interior y dificulta la distribución de los objetos. También hace más difícil el ubicarlas en los compartimentos superiores o debajo del asiento delantero de la cabina del avión y en el maletero de un coche que vaya lleno. Por el contrario, las maletas o bolsas de tela ofrecen menos protección pero son mucho más ligeras, espaciosas y adaptables a la hora de meterlas en cabina o en el coche.como ordenar la ropa en la maleta

¿Cuándo hago mi maleta?

También tendrás que tener en cuenta el tipo de viaje que vas a hacer a la hora de determinar cuándo empiezas a preparar tu maleta. Quizá hay cosas que no tienes en casa y que debes comprar (crema solar, medicamentos, adaptador de corriente, etc).  Te aconsejamos que hagas con antelación una lista de todo lo necesario para tu escapada. Día a día irás añadiendo cosas o, por qué no, eliminándolas.

Cuando vayas a meter las cosas, coloca todo encima de la cama o una mesa grande para tener una visión completa de todo lo que quieres llevarte.

Haz un ensayo, aunque sea con los objetos desordenados y sin doblar, para controlar si más o menos pueden caberte en la maleta y, aproximadamente, cuánto pesa tu equipaje. Algunas compañías son muy poco flexibles en cuanto a exceso de peso y tamaño del mismo.

¿Cuánto tiene que medir y pesar el equipaje de mano?

Estas cifras varían en función de la compañía con la que vueles.

  • Vueling: 55x40x20 cm. 10-14 kg., según la tarifa pagada.
  • Ryanair: 55x40x20 cm. y 10 kg.
  • Easyjet: 50x45x25 cm.
  • Iberia: 56x42x25 cm.
  • AirEuropa: 55x35x25 cm. y 10-14-18 kg., según la clase del asiento y si el destino es de corta o larga distancia.

Las aerolíneas para las que no existen restricciones de peso en la maleta de mano especifican que la maleta debe poderse colocar y retirar sin ayuda en el compartimento superior.

Si tienes que hacer escala, tendrás que tener en cuenta las condiciones de equipaje que requiere cada compañía.

¿Qué puedo y qué no puedo llevar en el equipaje de mano?

Hay cosas evidentes que no se pueden pasar al avión y otras que ni te imaginas y que si no llegas a consultarlo te las hubiesen echado para atrás. Herramientas (martillo, destornillador, brocas, etc.); armas o dispositivos que disparen proyectiles (sorprendentemente, ¡también cuentan las pistolas de juguete!); equipaje deportivo (bates, palos de golf, remos, monopatines, cañas de pesca, equipos para artes marciales, etc.); objetos punzantes o cortantes (cuchillos, navajas de afeitar, cúter, bisturíes, sacacorchos, tijeras); materiales explosivos, inflamables (cerillas), oxidantes (lejía, tintes para el pelo), radiactivos, corrosivos, tóxicos (insecticidas) o infecciosos; gases.

Para el transporte de baterías de litio hay excepciones. Están limitadas por sus características y depende si está instalada en el equipo o si se quieren llevar como repuesto. Éstas últimas, que no pueden ser facturadas, tienen que estar protegidas individualmente con su embalaje original o bolsas de plástico para evitar cortocircuitos. Mira aquí más condiciones sobre cómo llevar las baterías en el equipaje de mano.

Te detallamos algunos objetos de los que puedes tener dudas y que sí pueden echarse en el equipaje de mano: Cuchara, cubiertos de plástico, tijeras pequeñas o de punta redonda, maquinillas de afeitar desechables, cortaúñas o pinzas, agujas de tejer o coser, fósforos de seguridad, jeringas hipodérmicas, palo selfie, pastillas de jabón, paracaídas de deporte o un mechero de gas.

Los aparatos electrónicos se admiten en la maleta de mano en la mayoría de las aerolíneas, paro deberás depositarlos en una bandeja al pasar el control de seguridad: ordenadores portátiles, teléfonos móviles, tablets, radios, reproductores MP3, cámaras de vídeo, secadores y planchas para el pelo, grabadoras, juguetes a pilas, maquinillas de afeitar o cepillos de dientes eléctricos.que se puede meter y que no en el equipaje de mano

Te dejamos una lista más amplia de lo que se puede y no se puede llevar en el equipaje de mano.

¿Qué líquidos puedo llevar en la maleta de mano?

En España se aplican las medidas de seguridad en el equipaje de mano para todos los clientes con salida desde cualquier aeropuerto de la Unión Europea, Suiza, Islandia, Noruega, Brasil, USA y Sudáfrica. Los líquidos, geles y/o aerosoles deben ir en envases individuales cuya capacidad no sea superior a 100 mililitros. Estos recipientes deberán estar dentro de una bolsa transparente con sistema de apertura y cierre y con capacidad no superior a 1 litro. Como deberás presentar esta bolsa por separado de la maleta de de mano en los controles de seguridad, los envases de líquido deben caber cómodamente en el neceser para permitir al personal inspeccionarlos de una manera más fácil.

¿Hay excepciones? Sí. Además de otras restricciones según el tipo de líquido (corrosivo, inflamable, etc), si viajas con bebés, podrás llevar, y fuera de la bolsa transparente, leche, agua o zumo en un biberón, y comida (puré, papilla, etc.) También se admiten productos dietéticos, medicamentos (líquido, gel o aerosol), insulina, y otras medicinas necesarias en cantidad suficiente para el viaje, de los que te podrán requerir pruebas de autenticidad en los controles de seguridad.

También podrás meter en el equipaje de mano los artículos líquidos que adquieras en las tiendas de los aeropuertos de la Unión Europea (en zonas exclusivas a pasajeros) o, evidentemente, a bordo de un avión de una compañía comunitaria. Consulta las condiciones para estos artículos comprados en el Duty Free en vuelos de ida y vuelta en el mismo día en aeropuertos de la UE.

Recuerda que estas normas para productos líquidos, en gel o en aerosol no afectan al equipaje facturado.

Un último consejo. Mete el neceser transparente en una bolsa de plástico por si se derrama algún producto para evitar que manche el resto de artículos del equipaje.Normas para volar con liquidos en el equipaje de mano

¿Cuál es la mejor manera de ordenar lo que voy a meter en el equipaje de mano?

Guarda primero los elementos más pesados como los zapatos, darán estabilidad en la base a las maletas de tela y no aplastarán el resto de prendas. No estaría mal que los introdujeses en bolsas. Procura también disponerlos de modo que ahorres el máximo espacio posible, como en las cajas de zapatos.  Aprovecha los huecos que quedan entre los zapatos para meter artículos como cinturones, pañuelos, calcetines o ropa interior, etc. A continuación, mete las prendas menos delicadas como la ropa interior, pijamas, bañadores, camisetas, pantalones o faldas. Si en lugar de doblar la ropa, la enrollas, te ocupará menos espacio.

Ubica en la capa superior lo más delicado o frágil (souvenirs, objetos electrónicos, bisutería, etc). Estos artículos es conveniente protegerlos con plástico (el papel ocupa más) para evitar que se dañen. Las camisas, que deberías ordenar también en esta parte, es mejor abotonarlas y doblarlas para que se arruguen el mínimo posible.

Lo último que meterás en el equipaje de mano será aquello que vas a usar durante el vuelo (algún medicamento, una prenda para protegerte del frío, alguna crema o cosmético, etc.) y las cosas que vas a usar antes de salir de casa (cosméticos, cepillo de dientes, peines, secador, cargador del móvil, etc.)  Lo ideal es guardarlo en los bolsillos o departamentos externos de la maleta o mochila y así tenerlos mas a mano.

Si usas una mochila, procura distribuir el contenido de modo que nada moleste a tu espalda (botas, zapatos u otros objetos duros o con formas en pico, etc.)

No te olvides de echar bolsas vacías para la ropa sucia y, en caso necesario, meter otra mochila o bolso de tela plegado para que ocupe poco. Quizá te sirva para alguna excursión o para ir a la playa.enrollar la ropa en la maleta en lugar de doblarla te ayudara a ahorrar espacio

¿Puedo subir al avión otro bulto aparte del equipaje de mano?

La ley de navegación aérea establece que, para vuelos con salida/origen España, el pasajero podrá transportar, además de su equipaje de mano, los bultos y enseres que lleve consigo, no teniendo éstos la consideración de equipaje. Estos elementos que se pueden llevar en la cabina sin tener que pagar por ello pueden ser: una prenda de abrigo, un chal, un paraguas, muletas, un bastón o andador, un maletín, un bolso, una cartera pequeña, un ordenador portátil y una bolsa con artículos adquiridos en las tiendas Duty Free del aeropuerto de salida. Además, si viajas con un bebé, podrás llevar un bolso con su comida, bebida y artículos necesarios para cambiarlo durante el vuelo.

Las condiciones para pasajeros con silla de ruedas o carritos de bebé dependen de cada compañía, aunque todas obligan a su facturación pero sin tener que pagar cargos adicionales.

En este otro artículo tienes muchas más soluciones para volar con tu equipaje de mano.


Un seguro de viaje con cobertura de equipajes incluye la indemnización por daños, pérdidas o robo del mismo. Además, si sufres un retraso de cierto número de horas en la entrega del equipaje facturado, la compañía pagará los productos de primera necesidad que compres. En caso de equipaje extraviado en vuelo regular, la aseguradora utilizará todos los medios a su alcance para localizarlos y, en caso de encontrarlos, hacértelos llegar sin coste alguno.

7 dudas sobre cómo hacer el equipaje de mano
4.7 (93.33%) 6 votos