El piragüismo es un deporte que cada vez cuenta con más aficionados. No obstante, el hecho de que se practique en el medio acuático entraña una serie de riesgos, por lo que es importante seguir una serie de consejos para practicar piragüismo con la seguridad suficiente.

Practica piragüismo de un modo seguro siguiendo estos consejos

Antes de pasar a detallar las recomendaciones para practicar piragüismo, vamos a despejar una duda.

¿Hay diferencias entre el piragüismo y kayak o son el mismo deporte?

Pues bien, el piragüismo no sólo abarca al kayaking, sino también a la canoa, pues ambos se consideran piraguas. La diferencia estriba en la posición del deportista y en el tipo de remo que maneja. En el kayak, va sentado y remando con una pala de dos hojas; en la canoa, de rodillas y utilizando una pala de hoja única. Los kayaks son más utilizados por considerarse más cómodos y más rápidos que las canoas.

Tampoco debemos confundir piragüismo con remo. En el remo existe un punto de apoyo para el remo en la embarcación, y en el piragüismo, no. Por otro lado, mientras que en el piragüismo el deportista se sienta de frente a la dirección de movimiento, en el remo lo hace de espaldas.

Una vez establecidas las diferencias entre piragüismo, kayaking y remo, conozcamos los consejos para navegar con piraguas.

1. Familiarízate con el equipo de piragüismo

El equipo básico para practicar piragüismo es la piragua, los remos y el chaleco salvavidas.

Existen diferentes tamaños de piraguas en función del número de deportistas que vayan a remar. La parte frontal de la canoa se llama proa, la posterior se llama popa. El cuerpo de la canoa se llama casco.

Los remos son los responsables del movimiento de la canoa. Tienen cuatro partes: puño, guión y pala (la que empuja al agua), conectados estos dos últimos por la caña. El remo se coge de la siguiente manera: Si remas del lado derecho de la piragua, tu mano izquierda debe estar en el puño y tu mano derecha en el guión, que es la parte más grande del remo.

Es muy importante que cada piragüista use un chaleco salvavidas. Estos chalecos no sólo aumentan la flotabilidad en el agua, sino que disminuyen el riesgo de sufrir hipotermia, permiten llevar objetos importantes a mano, protegen de impactos al piragüista y facilitan el rescate del mismo. Pide consejo al comprar tu primer chaleco salvavidas. Te orientarán sobre la fuerza de ayuda a la flotación del mismo, expresada en Newtons (N), y de otras características, como el tamaño o el tipo en función del deporte que vas a practicar (kayaking, canoa, kayak de mar, kayak de pesca, etc.)

Es importante que lleves agua y otros elementos en tu equipo de piragüismo: escarpines o botines, ropa de neopreno, casco y bolsa impermeable para proteger ciertos objetos del agua, como el móvil, cámara de fotos o documentos.

Obtén más información acerca de cómo hacer piragüismo, que incluye instrucciones para subir a la piragua, posicionarte en la misma, remar y desembarcar.Consejos para practicar kayaking

2. Obtén los requisitos para practicar piragüismo: permiso y seguro deportivo

Si nunca has remado a bordo de una piragua, lo más recomendable para practicar piragüismo por primera vez es que te inscribas en un curso de iniciación supervisado por monitores. Además de asesorarte en el equipo y técnica, te informarán de los permisos necesarios para navegar por los ríos y embalses españoles, concedidos por las Confederaciones Hidrográficas.

Lo ideal es consultar la normativa de navegación de la Confederación a la que pertenezca la cuenca en la que vas a remar para informarte de cómo obtener el permiso de navegación o Declaración Responsable. Por ejemplo, la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir indica que “la Declaración Responsable es el documento suscrito por cualquier interesado en realizar actividades de navegación y flotación en el que manifiesta, bajo su responsabilidad, que cumple con todos los requisitos establecidos por la normativa vigente, que dispone de la documentación que así lo acredita y que se compromete a cumplirlos durante el ejercicio de aquellas.”

Según la Confederación Hidrográfica de solicitud, este permiso tiene diferentes tasas, períodos de vigencia o normas para la limpieza de la embarcación. Navegar sin llevar consigo una copia de esta declaración supone sanción.

Para obtener algunos tipos de declaración responsable es necesario adjuntar un seguro deportivo, aunque es recomendable contratarlo siempre que te desplaces a realizar piragüismo y otros deportes acuáticos o de tierra, aire o nieve. Si optas por el seguro deportivo Totalsports de InterMundial, estarás cubriendo los gastos de asistencia sanitaria ante accidentes relacionados con la práctica de piragüismo, incluyendo el traslado en ambulancia y hospitalización, así como tratamientos que incluyan muletas y otras prótesis, pudiendo ampliar tu seguro deportivo para recibir rehabilitación en la clínica que elijas.

3. Programa tu recorrido

Infórmate con antelación de las características del recorrido que quieres realizar para programar tiempos, profundizar en la técnica y evitar riesgos relacionados con la meteorología, el estado del agua, los obstáculos y conocer los equipos de socorro cercanos. Sobre todo las primeras veces que vas a practicar piragüismo, es importante que elijas un recorrido fácil, acorde a tu escasa experiencia, con aguas calmadas, con poca profundidad y desniveles, y con el mínimo de rocas u otros obstáculos. Aquí tienes 5 rutas en kayak por España de distinta intensidad y duración.

4. Prepara tu cuerpo antes de hacer piragüismo

Prácticamente todos los músculos del cuerpo trabajan cuando practicamos piragüismo. Aunque el entrenamiento debe centrarse en la la espalda, los músculos abdominales y los brazos, las piernas y los glúteos también desempeñan una función propulsora de la piragua, por lo que también conviene trabajarlos. Es importante conocer y entrenar la técnica de remo y realizar estiramientos para evitar lesiones del hombro, las muñecas, los codos y el tronco.

 

4 cosas a saber antes de hacer piragüismo por primera vez
5 (100%) 1 voto