Héctor Arenós es un incansable viajero que dedica su tiempo libre a escribir para su blog, Los Viajes de Héctor, en el que relata sus viajes con su mujer, Yolanda, y sus dos hijos, Izan y Joel. Además, ha colaborado en el libro Viajar con Niños, en el cual nos aconseja sobre el equipaje que debemos llevar según nuestras necesidades y aquellos objetos que nos pueden ser útiles en nuestro viaje, y sobre el regreso.

Héctor, en Viajar con niños eres autor de las secciones relativas al equipaje y el regreso. ¿Crees que es difícil hacer la maleta cuando viajas con niños? ¿Se implican ellos en su preparación?
Hacer la maleta siempre es de lo más difícil (o menos agradable) cuando uno emprende un viaje, así que cuando se viaja con niños la dificultad aumenta, pero gracias a los consejos que damos en el libro, ahora hacer el equipaje cuando viajamos con niños es mucho más fácil.
Los pequeños empiezan a implicarse en su preparación (o al menos deberían hacerlo) desde bien pequeños. Al principio eligiendo algunos juguetes y de más mayores con todo lo demás, desde la ropa, hasta cargar con su maleta.

Durante vuestros viajes, ¿ha habido alguna vez algo que no hubierais incluido en el equipaje y que hayáis echado de menos?
Creo que la mayoría de gente peca más bien de lo contrario.
Sólo en una ocasión, cuando viajamos a Múnich en pleno invierno, echamos de menos una manta para el carrito de paseo, aunque tiendas hay en todos los sitios y pronto ese “problema” quedó solucionado.

Hay veces que cargamos la maleta de “por si acasos”. Siendo prácticos, ¿qué cinco cosas no deberían faltar en el equipaje de mano?
Eso va a depender mucho de la edad que tengan los críos, como bien se explica en el libro, pero lo que nunca puede faltar en ningún equipaje de mano si viajas con niños es:
– Equipo audiovisual (cámaras, tarjetas de memoria, cargadores, etc)
– Minibotiquín
– Comida de emergencia (según la edad, biberones, galletas, etc)
– Algún entretenimiento (peluches, juguete o videoconsola, también según la edad)
– Pañales y toallitas húmedas. Los pañales hasta que lo necesiten, pero las toallitas siempre vienen bien sea la edad que sea, o para lavarse las manos, para limpiarles la cara, etc.

Si tuvieras que dar un único consejo para hacer las maletas cuando se viaja en familia, ¿cuál sería?
Usar el sentido común y reducir al máximo el equipaje. La mayoría de cosas que nos llevamos no nos van a hacer falta nunca, o sólo una vez en el viaje, de modo que no son necesarias.
No sólo deberemos cargar con el equipaje, lo más probable es que llevemos una sillita de paseo, o un “estoy cansado, llévame un rato al cuello, brazo, etc.” con nosotros en algún trayecto.

Al volver del viaje, ¿cuesta adaptarse a la rutina? ¿Vuelven los niños con ganas de emprender un nuevo viaje?
El síndrome postvacacional siempre es duro. Más si cabe si después del viaje se empieza con el trabajo ya, pero cada viaje es una experiencia nueva…que digo una, varias, de ahí que tanto niños como mayores, en mi familia, siempre estamos con ganas de emprender nuevos viajes… eso si, hay veces que necesitamos un descanso, ya que cuando viajamos intentamos aprovechar al máximo el tiempo.

¿Qué les diríais a aquellos padres que aún no se atreven a viajar con sus hijos?
Que si nosotros podemos, ellos también. Sólo hace falta ahorrar un poco para poder hacerlo y dotarse con una gran dosis de valor y paciencia, algo que los padres tenemos que hacer en nuestra “lucha diaria” con nuestros hijos.

 

Fuente: InterMundial Seguros de Viaje

Entrevistamos a… Héctor Arenós, de Los viajes de Héctor
4 (80%) 1 voto