Dicen en Japón que el desayuno es la comida más importante del día, pues da energía, ayuda a concentrarse en el trabajo y a estar sano. A pesar de que algunas costumbres occidentales han hecho que las tradiciones japonesas más antiguas pierdan fuerza, el desayuno típico aún se suele tomar en los días festivos y fines de semana.

Esta comida está basada, en primer lugar, en el alimento principal en Asia por excelencia, el arroz. A éste le acompañan tres platos secundarios que suelen ser verduras encurtidas, una pequeña porción de pescado al grill y sopa de miso, hecha a base de una pasta aromatizante fermentada compuesta por caldo dashi, habas de soja, sal y kôji.

A diferencia de los desayunos occidentales, donde predominan las grasas y el azúcar, el desayuno típico japonés se basa en una dieta más nutritiva con alimentos fácilmente digeribles y que, además, aportan los nutrientes básicos para el día, como son los hidratos de carbono, Omega 3, vitaminas y minerales.

Sin embargo, los jóvenes japoneses cada vez preparan menos desayunos tradicionales en sus casas, especialmente cuando se independizan y dejan la casa familiar, y en muchos casos, ni siquiera desayunan en casa, sino que compran un café o té y algo de comer en alguna cafetería.

Fuente: InterMundial

Curiosidades del mundo: ¿Sabes cómo es un desayuno tradicional japonés?
4 (80%) 1 voto