¿Te han concedido la beca Erasmus o quieres solicitarla? Sabrás que para poder disfrutar esta experiencia irrepetible en el extranjero es es necesario reunir una serie de requisitos académicos y conocer la lengua del país de destino o, en su defecto, el inglés. Seguidamente, tu universidad en España deberá aceptar tu solicitud. Una vez que aceptes el destino asignado, deberás matricularte en la universidad de acogida. Acabados estos trámites, sólo queda pensar en el viaje y estancia en el país donde desarrollarás la beca Erasmus. Desplazarte a otro país supone informarte con antelación de recomendaciones y trámites como los que te detallamos a continuación. Esperemos que te sirvan.

Prepara tu viaje y estancia Erasmus teniendo en cuenta estos 9 consejos: ¡Disfrutarás de una experiencia sobresaliente!

Además de comprar el vuelo y encontrar habitación, deberás tramitar algunos documentos y adquirir un seguro Erasmus que cubra la atención sanitaria -en algunos países no es del todo gratuita- y otros posibles contratiempos. Vivirás tu Erasmus de una forma más tranquila.

1. Busca información sobre experiencias de otros Erasmus en tu destino

Una de las mejores fuentes de información son las vivencias y consejos de otros estudiantes. Informarte sobre cuestiones prácticas como el transporte, horarios, moneda, o costumbres de la ciudad te ayudará bastante a organizar tu viaje. Las experiencias de otros jóvenes en foros, blogs y redes sociales solucionarán muchas de tus dudas y te permitirán conocer detalles del destino que no encontrarías en guías de viaje. En estos canales encontrarás grupos creados por otros Erasmus que ya han finalizado su estancia o por los que viajarán a tu mismo destino.

2. Reúne los documentos necesarios

Además de las gestiones que deberás hacer en tu universidad (solicitud de la beca, carta de motivación Erasmus, acuerdo o plan de estudios, etc.), una vez concedido tu destino necesitarás tramitar un tipo u otro de documentación para poder viajar y permanecer en el mismo.

  • Revisa las fechas de caducidad de tu DNI y pasaporte o solicita uno nuevo para poder viajar a tu destino o evitar tramitarlos allí.
  • Antes de marcharte, es recomendable que te inscribas en el Registro de Viajeros.
  • Contactar con el Consulado de tu país para registrarte como residente temporal.
  • Solicitar un documento fiscal o de identidad, como, por ejemplo, el Codice Fiscale italiano.
  • Prorrogar tu período de estancia si resides en un país extracomunitario.
  • Expedir un certificado sanitario, como el Versicherungsbescheinigung en Alemania.

Infórmate de los requisitos para viajar a tu destino Erasmus

3. Ten al día tus cuentas y tarjetas bancarias

Confirma con tu banco que tu tarjeta de débito o crédito es aceptada y permanecerá activa en el extranjero. Algunos tarjetas traen desactivada por defecto la opción de pagar o retirar dinero en el extranjero. Lo más probable es que esta tarjeta no sólo te sea útil en tu país de destino, pues durante tu período Erasmus viajarás a otros países.

Infórmate de las comisiones por retirar dinero en cajeros, por las transferencias y del valor de cambio de la moneda de donde vas a estudiar. Recuerda que durante tu Erasmus deberás afrontar unos gastos fijos mensuales, como los de la residencia o alquiler, transporte, comedor universitario, etc. Si lo ves conveniente, valora abrir una nueva cuenta corriente directamente en tu destino e infórmate de qué documentos son necesarios. Quizá te lo exijan para pagar tu habitación o para darte de alta en compañías móviles.

4. Adquiere un Seguro Erasmus

Es imprescindible que estés cubierto por un seguro médico durante tu estancia en el extranjero. Cada vez más universidades españolas lo exigen.

En la mayoría de los países europeos podrás usar la Tarjeta Sanitaria Europea (TSE) para poder recibir atención médica. No obstante, la TSE te a derecho a recibir asistencia sanitaria en las mismas condiciones que los ciudadanos del país de destino. Así que no siempre podrás recibir atención sanitaria gratuita al 100%. Por ejemplo, en Francia existe copago, es decir, el paciente paga una parte de la asistencia recibida (honorarios médicos, hospitalización, medicinas, etc.)

En cualquier caso, y dada la importancia de disponer de otras coberturas además del seguro médico esencial, lo más recomendable, cuando no obligatorio, es contratar un seguro Erasmus que amplíe las garantías de asistencia sanitaria e incluya otras ventajas para tu viaje. Te proponemos go | study, especialmente diseñado para quienes van a estudiar en el extranjero y válido hasta un año, con las siguientes coberturas:

  • Gastos médicos, incluyendo los de fisioterapia, psicología y odontología, así como los de transporte sanitario y repatriación, con asistencia 24 horas.
  • Este seguro de viaje para estudiantes te ofrece además la protección más completa durante el resto de tu Erasmus: retraso, pérdida y daños en el equipaje, desplazamiento de un familiar en caso de hospitalización, vuelta anticipada a casa por motivo grave, cancelación o interrupción del viaje, entre otros.
  • Y si vas a practicar algún tipo de deporte de forma esporádica durante tu Erasmus, nuestra recomendación es que añadas la ampliación de deportes a tu seguro Erasmus.

Consulta también en el Ministerio de Sanidad si necesitas algunas vacunas para permanecer en tu país de destino.el seguro erasmus amplía las garantías del seguro médico de la tarjeta sanitaria europea

5. ¿Con qué equipaje haré mi viaje Erasmus?

Entre los consejos para preparar tu viaje Erasmus no podía faltar el qué llevar en tu maleta. Ante todo has de tener en cuenta las condiciones meteorológicas del destino y la duración de tu experiencia Erasmus. Eso sí, piensa que, aunque se trata de una estancia larga, quizá no te compensa pagar demasiadas tasas por exceso de equipaje, y mucho menos transportar tanto peso. Piensa que, si tienes que buscar habitación, no llegarás directamente a la que será tu casa. Otra opción más cómoda es que te envíen ropa u otros artículos por correo postal o mensajería, o pedir a tus familiares y amigos que te lo lleven cuando te visiten.

Si vas a viajar en avión, lleva todos tus objetos de valor en el equipaje de mano o en el bolso o mochila y un pequeño neceser por si se extravía la maleta. Ten en cuenta siempre la normativa de las aerolíneas para transportar la maleta de cabina y facturar el equipaje. Evitarás algunos problemas en el aeropuerto.

Llévate un pequeño botiquín con analgésicos o antiinflamatorios, antialérgicos, etc. Si sigues un tratamiento específico, acude a tu médico de familia para que te recete las dosis adecuadas o te informe de cómo proceder en el destino. Consulta la normativa para transportar medicamentos a tu destino.

No olvides de echar en la maleta los cargadores, baterías y cables de tus dispositivos electrónicos. Consulta si el país al que vas a viajar requiere de un adaptador de enchufe.

Haz una copia en papel o escaneada de todos los documentos importantes de tu viaje (Visa, pasaporte y DNI, seguro médico y de viaje, matrícula o plan de estudios, Carta Erasmus, cuenta corriente, etc.) y guárdalos en otro dispositivo, en tu correo electrónico o en la nube.

6. Busca información sobre dónde vivir

En cuanto al lugar donde te vas a alojar, tienes varias opciones. En las residencias de estudiantes encontrarás personas de otras culturas y será más fácil integrarte. Si eliges esta opción, debes reservar tu plaza con antelación, pues existen destinos en los que, aunque sean abundantes, suelen quedarse pronto sin plazas. En otros países, como en Italia, las residencias son escasas, por lo que tendrás que contemplar vivir en un piso compartido. Existen grupos y foros Erasmus de cada destino en los que te será fácil contactar con posibles compañeros e informarte sobre las mejores zonas en las que vivir.

Si prefieres buscar habitación una vez en tu destino, además de buscar en webs para alquilar pisos, pregunta en la universidad o mira directamente en el tablón de anuncios.

Es probable que en los primeros días ya conozcas a otros estudiantes Erasmus que también buscan piso. Como consejo, procura que tu residencia se ubique cerca de la universidad, así ahorrarás dinero y tiempo en transporte. Además, esta zona será en la que más estudiantes convivan. Italia es de los mejores destinos Erasmus

7. Conoce cómo moverte en tu ciudad 

Sobre cómo viajar a tu destino podrás informarte en buscadores de vuelos. Para saber cómo moverte durante tu estancia en el mismo, infórmate en la web de la compañía de transporte municipal y en foros Erasmus. Seguramente cuentes con abonos y descuentos en transporte público y con sistemas de transporte como las bicis o coches de alquiler para trasladarte en la ciudad.

Si ves necesario conducir en el destino, infórmate previamente sobre la validez de tu carnet en el país de destino y sobre otros documentos y normas de circulación para evitar sanciones. Te sorprenderá ver que dentro de la propia Unión Europea hay normas tan dispares como llevar un alcoholímetro desechable en Francia o un botiquín y un extintor en Bélgica y Polonia.

8. Permanece conectado

Consulta con tu compañía de telefonía móvil si tu tarifa de voz y datos tiene activado el roaming o itinerancia por defecto, así como de las tarifas y forma de cobro. Algunas compañías tarifican por día y no por llamada, SMS o uso de datos.

Quizá te convenga adquirir un móvil o una tarjeta SIM o prepago en el país de destino. En este otro artículo tienes mucha más información acerca de cómo usar el móvil en el extranjero.

9. Infórmate de las particularidades del destino

Cada país tiene unas particularidades que tal vez debas conocer antes de hacer tu viaje Erasmus.

Si en Italia debes tramitar el “Codice Fiscale”, en Reino Unido necesitarás un adaptador de corriente. Que los anglosajones circulan por la izquierda ya lo sabías, ¿no?

Hay países en los que no dejar propina está mal visto, como en República Checa, o directamente es obligatorio, ya que te incluye en la cuenta, como por ejemplo en Reino Unido.

Infórmate también de las costumbres y usos sociales de tu destino. No en todos los países se come a la misma hora, existen los mismos horarios lectivos ni se saluda de la misma forma.

Pipas de girasol, cacao en polvo, golosinas, un buen atún en aceite, jamón ibérico, aceite de oliva… ¿Algún capricho de comida y bebida sin el que no puedes pasar en España? ¡Quizá no lo encuentres en tu destino Erasmus! Ve avisando a tus futuros invitados de que tendrán que hacer hueco en su equipaje para llevártelo.

Requisitos para organizar tu viaje y estancia Erasmus
3 (60%) 2 votos