El otoño es una estación maravillosa para practicar trekking. De hecho, es probablemente el mejor momento para caminar, gracias a los colores únicos de los paisajes, a las temperaturas aún suaves y que las rutas están menos concurridas.

Sin embargo, no debemos olvidar que el otoño es una temporada de transición y, por tanto razón, a veces puede jugar malas pasadas a los excursionistas con menos experiencia. Al igual que en primavera, cuando decidimos organizar una salida en otoño, debemos estar preparados para cualquier cambio brusco en el tiempo, ya sea una lluvia o una bajada de temperatura. Por lo tanto, es mejor hacer rutas o caminatas de trekking siguiendo algunos consejos específicos teniendo en cuenta las particularidades del otoño.

El otoño es la mejor estación para practicar trekking. Te damos algunas recomendaciones para preparar y recorrer las rutas con seguridad.

Además del entrenamiento físico y el conocimiento de la ruta, debemos centrar la atención en la ropa que debemos llevar puesta o dentro de la mochila y otros elementos que forman parte del equipo de trekking.

Infórmate del tiempo

Las rutas están menos concurridas, la fauna se deja observar con mayor tranquilidad y la vegetación adquiere una gama de colores otoñales increíbles, únicos en la temporada. Sin duda, la naturaleza en otoño ofrece a los excursionistas una oportunidad ideal para realizar magníficas caminatas. La temperatura más fresca de la mañana se vuelve más templada con la presencia del sol, que calienta los huesos y los músculos haciendo que sea más agradable caminar en los bosques o en las montañas.

No olvidemos antes de hacer trekking en otoño consultar el pronóstico del tiempo para estar preparados ante cualquier eventualidad. En el otoño el tiempo puede cambiar rápidamente, especialmente en las zonas montañosas, por lo que habrá que tener en cuenta las diferencias de temperatura considerables entre el día y la noche. Estas variables habrá que tenerlas en cuenta a la hora de definir el itinerario y la ropa con la que salir a hacer trekking, pero también es que meteremos en la mochila por si refresca, arrecia el viento o llueve.

Botas de trekking, ropa de trekking, bastones de trekking... Ten a punto el equipo de trekking para otoño y organízalo adecuadamente en la mochila.

Además de llevar la ropa, las botas y los bastones idóneos para practicar trekking en otoño, no olvides cargar la mochila adecuada, en la que deberás incluir otros elementos del equipo que pueden ser útiles a la hora de orientarte o ante los cambios bruscos de tiempo típicos de la estación otoñal.

Ten a punto el equipo para hacer trekking en otoño

Parte de nuestro equipo de trekking irá en la mochila, la cual deberemos elegir en función de nuestro tamaño y peso y de los días que durará nuestra ruta. Si no vamos a emplear más de una jornada, lo más recomendable son mochilas de trekking de 10 a 20 litros de capacidad, pero si nos desplazamos durante varios días, deberíamos llevar una de unos 40 litros de capacidad que nos permita transportar en ellas mayor cantidad de ropa y equipo. Ojo, adquirir una mochila más grande de lo necesario tiene el peligro de llenarla con elementos inútiles para nuestra ruta, cargando con un peso innecesario. No obstante, el material de la mochila debe ser ligero pero resistente.

Otra característica fundamental que tiene que tener una mochila de trekking otoñal es la impermeabilidad. Existen algunas con funda. Elige también las que dispongan de varios compartimentos que faciliten el acceso a los distintos elementos que transportemos. Lo ideal es que incluya camelbak o mochila de hidratación por separado, para poder acceder a la cantimplora rápidamente. Controla que la mochila tenga además tirantes regulables, cinturón y cierre pectoral, rapel de carga, portabastones y correas tipo pulpo para poder colgar elementos por fuera.

A la hora de elegir la ruta de trekking a realizar, tendremos que tener en cuenta que en otoño disminuyen las horas de luz. Por ello, si la salida se demora más de lo previsto, equípate con una linterna o una lámpara que ilumine el suelo y los obstáculos. El crepúsculo puede convertirse en una oportunidad irrepetible; será más fácil observar a los animales salvajes que salen a buscar alimento al atardecer. Una buena aventura para Halloween, ¿no crees?

Es fundamental tener en el equipo de trekking en otoño algunos elementos para orientarnos, tales como brújulas, relojes o nuestro propio smartphon. Para los dispositivos móviles existen aplicaciones útiles para organizar rutas y guiarnos durante su recorrido.

Por último, unos bastones de trekking pueden ayudarnos a caminar con firmeza, equilibrio y seguridad. Llevarlos adecuadamente ayudan a distribuir la pisada y frenar la carga sobre las piernas y espalda. Materiales como la fibra de carbono y el aluminio dan al bastón de trekking flexibilidad y ligereza.

Clásica ruta de trekking de otoño en Argentina por el monte Fitz Roy o Cerro Chaltén, en la Patagonia.

Clásica ruta de trekking de otoño en Argentina por el monte Fitz Roy o Cerro Chaltén, en la Patagonia.

Usa ropa y calzado específico para practicar trekking en otoño

Es esencial llevar en la mochila no solo el equipo necesario para afrontar la oscuridad repentina, sino también la ropa adecuada para los cambios de tiempo. Estaremos preparados para el viento, frío y la lluvia, pero también para unas horas que pueden llegar a ser ligeramente calurosas.

Por ello, vestiremos camisetas térmicas y transpirables durante las horas centrales del día. Además, llevaremos una sudadera polar y un cortavientos o chaqueta impermeable para el frío, lluvia o humedad. Los pantalones convertibles son los más adecuados, pues permiten retirar la parte inferior para ser utilizados como pantalones cortos durante el día. En la mochila para caminatas de otoño siempre es bueno hacer un hueco para los guantes, gorras y una manta isotérmica. Si todo va según lo planeado, quizá habrá cosas que no nos servirán, pero mejor ser precavidos y echar una serie de prendas que son ligeras y que pueden sernos útiles ante los descensos de temperatura o la presencia de lluvias.

No debemos olvidarnos de proteger nuestros pies. Calzar las botas de trekking inadecuadas para nuestro pie y sin tener en cuenta la ruta que vamos a realizar no sólo no nos permitirá caminar con toda la comodidad, sino que dejará secuelas en nuestros pies tras la caminata. Durante las rutas de otoño es aconsejable optar por calzado de trekking que pueda soportar el barro y la humedad. Si en verano las cualidades esenciales de este tipo de botas son la transpirabilidad y la ligereza, en otoño la impermeabilización y el aislamiento térmico deben convertirse en las primeras características a considerar a la hora de elegir el calzado de trekking. Lo ideal es que cubran hasta los tobillos y con suelas con materiales que aumenten la fijación al suelo, que puede ser resbaladizo debido a la humedad.

El otoño es una estación con cambios bruscos de tiempo. Ve correctamente equipado en tu ruta de trekking otoñal.

La que lleva hasta la cascada Cola de Caballo es una de las rutas trekking de otoño más famosas a practicar en el Parque nacional de Ordesa y Monte Perdido (Pirineo de Huesca)

Practica trekking cubierto con un seguro deportivo

Por supuesto que una buen entrenamiento y un buen equipo de trekking es útil para evitar incidentes durante nuestras excursiones. Aun así, hay que estar protegidos por si surgen algunos de los contratiempos más frecuentes cuando salimos a practicar deportes en la naturaleza, tales como accidentes, que pueden requerir asistencia médica o incluso una intervención de búsqueda y rescate. Curiosamente los deportes de aventura que más accidentes acarrean son el trekking y el esquí, debido principalmente a la inexperiencia o imprudencia de los excursionistas y esquiadores. Contaremos con protección ante estos incidentes en la práctica de trekking otoñal si adquirimos un seguro deportivo, útil si nos desplazamos para practicar trekking y otros deportes de tierra, agua, aire o nieve.

El seguro Totalsports de InterMundial no sólo protege al excursionista con coberturas de asistencia sanitaria o búsqueda y rescate por accidente –cuyos costes pueden ser muy altos y a cargo del deportista si no cuenta con este tipo de pólizas-, sino durante todo su desplazamiento. Por lo tanto, Totalsports es también un seguro de viaje que incluye coberturas útiles desde el momento en el que reservamos ese viaje en el que practicaremos deporte, como, por ejemplo, la cancelación de viaje. Además, nos protege ante incidencias con el transporte o equipaje que utilizaremos durante nuestra aventura.

El seguro deportivo de InterMundial se puede contratar para realizar trekking o más de 100 deportes tanto en España como en el resto del mundo, por días sueltos o durante un año.

Si no tienes experiencia en las caminatas, empieza con el senderismo. ¿Cuál es la diferencia entre el trekking y el senderismo?

Si este otoño quieres iniciarte en las caminatas mientras disfrutas de la naturaleza, opta por el senderismo. El trekking se realiza por caminos salvajes y sin señalizar o incluso por rutas donde no hay camino, y normalmente con un grado de dificultad relativamente elevado. En cambio, el senderismo es un deporte más relajado y, aunque practicado en rutas de diversa dificultad, se realiza en senderos bien señalizados o por caminos de uso rural que pueden incluir paradas, refugios o alojamientos. En este otro artículo tienes una serie de consejos para practicar senderismo.

 

Consejos a seguir si vas a practicar trekking en otoño
5 (100%) 1 voto