Con el siete de julio vuelve San Fermín, una semana de fiesta en la que todas las mañanas a las ocho, y durante un par de minutos, seis (aunque el primer encierro han sido cinco) toros salvajes y seis cabestros callejean a toda velocidad tras los corredores hasta la Plaza de Toros. Aunque puedes participar gratuitamente es necesario tomarse los encierros seriamente y seguir las normas y estos consejos básicos para no entorpecer a otros corredores ni despistar a los morlacos.

Cómo ver el encierro
Si lo que quieres es ver los encierros en vivo y directo tienes tres opciones. Por un lado, el mejor sitio, puedes contemplar el espectáculo desde un balcón. Para conseguir sitio o bien tienes conocidos o lo alquilas. Debes tener en cuenta que es necesario estar a las seis y media de la mañana ya en posición. Lo mismo ocurre si te decantas por verlo desde detrás de la valla, aunque esta opción es algo peor, ya que se trata de una doble valla y muchas veces la visión es limitada. Sin embargo, hay un tramo del recorrido, en Santo Domingo, donde la valla es más baja y la vista es mucho mejor, pero debes estar allí desde las cinco y media hasta las ocho, que empieza el encierro. Por último, aunque no por ello la peor, otra opción es pagar una entrada y ver los encierros desde la plaza, donde podrás disfrutar de todo el recorrido a través de unas pantallas hasta que llegan los toros y los corredores a la plaza.

Consejos
Si te decides a correr en los encierros, es mejor que sigas estos consejos para correr el menor peligro posible. En primer lugar, controla a qué distancia se encuentran los toros, pero sin olvidar mirar al frente para asegurarte de que no hay obstáculos. No incites a los animales, no los toques ni corras detrás de ellos. Si te caes, es mejor que no te levantes. Y sobre todo, intenta no estorbar a los demás participantes, los dobladores y pastores.

El recorrido
Tienes que saber que es muy, muy difícil correr durante todo el trayecto, ya que los animales cogen mucha velocidad y la masa de gente es más lenta. Por ello, lo mejor es saberse el recorrido y conocer en qué momento te puedes apartar.

El acceso al recorrido únicamente es posible por las puertas situadas en la Plaza Consistorial y la plaza del Mercado. Son requisitos ir sobrio y no llevar ningún tipo de objeto, como puede ser mochilas, cámaras, etc. El recorrido total es de 875 metros y suele durar entre dos y tres minutos.

El primer tramo, la cuesta de Santo Domingo, es especialmente peligroso porque es donde más rápido corren los toros. Además, en los últimos metros de la calle no hay donde refugiarse, por lo que no te puedes echar a un lado si no puedes más.
El tramo del Ayuntamiento es el más largo y es donde los animales comienzan ir más lentos. Al ser una curva, los toros se pegan a la derecha, pero hay bastantes oportunidades de buscar refugio en el vallado.
El tramo Mercaderes es peligroso si coges la curva por el exterior, ya que por inercia, los toros harán lo mismo y a menudo se estrellan contra el vallado y la pared.
En el tramo Estafeta los toros ya están cansados y van más lentos. Sin embargo, suele ir alguno suelto porque se ha caído y es muy difícil hacer toda la calle corriendo. Es mejor que antes de que te alcancen te eches a un lado sin perjudicar al resto.
En el tramo Telefónica suele haber corredores inexpertos y los animales están más desperdigados, lo que provoca situaciones de mucho peligro.
En el tramo Callejón suele acumularse la gente, ya que el ancho se reduce a tres metros y se comienzan a amontonar los participantes, por lo que es difícil mantener el equilibrio. Si te caes, no te levantes hasta que pasen todos los toros.
Una vez en la plaza el peligro es mínimo. Tienes que seguir la norma de abrirte en abanico y refugiarte en la barrera para dejar actuar a los dobladores (los de verde). Y cuidado, porque si molestas a los dobladores puede que los demás participantes se enfaden contigo y te lluevan los pisotones y golpes que has evitado durante el encierro.

Normas durante el recorrido

Con el fin de evitar situaciones peligrosas, la organización tiene una serie de normas que todo corredor debe seguir:

1. Está prohibida la presencia de menores de 18 años en el trayecto.

2. No está permitido rebasar las barreras policiales

3. Se deben respetar las zonas donde se puede situar uno dentro el itinerario.

4. Está prohibido correr en estado de embriaguez.

5. No se puede correr con ningún objeto o llevando calzado inadecuado (como tacones o chanclas).

6. No se puede maltratar a las reses.

7. No se debe estorbar a los demás corredores, por ejemplo evitando pararse durante el recorrido o, si se está cansado, echándose a un lado.

 

Fuente: InterMundial Seguros de Viaje

San Fermín: consejos para corredores y espectadores
¿Te ha gustado este post? Vótalo