Viajes, destinos, situaciones y experiencias relatadas a modo de webserie. Es de lo que trata Un Par de Peras, un proyecto audiovisual que viene de la mano de Sònia y Anna, dos universitarias que viajan sin itinerario, dejándose guiar por los sentidos. Con unos entretenidos y divertidos capítulos, estas dos viajeras nos cuentan en Youtube cómo viven los viajes y lo que descubren en cada destino de una forma informal y siempre con el humor por delante. Con ellas, descubrimos Cerdeña, Gerona y aprendemos cómo es viajar en autocaravana por Francia.

Contadnos un poco, ¿quiénes son Sònia y Anna? ¿Y Un Par de Peras?

Sònia y Anna son dos chicas con la carrera terminada y con ganas de ver mundo, descubrir culturas, vivir aventuras en tierras lejanas y desconocidas sabiendo que este mundo no les va a defraudar. Idealistas, soñadoras y valientes emprendimos este modo de vida con nuestros ahorros de toda la vida, una autocaravana de 20 años y todo el tiempo del mundo por delante. Un par de peras nace con esta misma filosofía. Dejarse maravillar por el mundo y compartirlo con los demás de la mano de nuestra profesión que es el Audiovisual. Este proyecto reúne diferentes tipos de video en nuestro canal de YouTube, en constante transformación ya que va des de una webserie “Aventuras en autocaravana”, a pequeñas piezas audiovisuales como “Temps de Flors (Girona) y Cerdeña.

¿Qué vino antes? ¿La idea de viajar o la idea de hacer una webserie?

Lo que vino antes es la idea de viajar. Ambas llevamos esta idea desde siempre, y cuando nos conocimos el deseo y las ganas de ver el mundo se multiplicaron. Obviamente no podían faltar nuestras cámaras, así que nos las llevamos en nuestro primer viaje juntas. Queríamos aprovechar la experiencia para hacer algo audiovisual, y la idea de webserie surgió poco antes de empezar la aventura en autocaravana.

Francia, Cerdeña, Girona… ¿Qué es lo que más disfrutáis de vuestros viajes?

Lo que más disfrutamos sin duda es no saber qué pasara; descubrir lugares y gente que viven en este mundo que si no viajaras no descubrirías. Descubrir sensaciones nuevas y dejarnos seducir por la idea de ser libres y ser quienes somos realmente. Una mezcla de todo esto y la chispa de la vida que corre detrás de ti mientras viajas a lo desconocido.

En vuestra webserie viajáis en autocaravana por Francia, Bélgica y Suiza. ¿cuál es el que más os ha gustado?

La verdad es que no podemos escoger un lugar concreto. Hemos descubierto infinidad de sitios mágicos y rincones con mucho encanto. Por ejemplo, en Francia, nos enamoró Sainte-Énimie, un pueblo medieval rodeado de montañas, valles y ríos.  También nos encantó Le Puy –en- Velay, su montaña en medio de la ciudad nos dejó estupefactas. Por no hablar de Annecy y su apariencia de cuento de hadas. De Suiza, nos encantó Gruyère (y la fondue deliciosa), Montreux y su famoso castillo Chillon, Thun con sus entrañables puentes de madera con flores rojas. De Bélgica lo que más nos gustó, sin duda, es Brujas, sus calles, sus rincones repletos de magia, su gastronomía…

Pero sin lugar a dudas, más que ciudades o pueblos en concreto, nos quedamos con las puestas de sol reflejadas en el lago Lemán, las vistas desde la carretera, los paisajes suizos de los pueblos de Heidi, la sensación de ver el mar después de mucho tiempo, en Biarritz…

Viajar en autocaravana tiene muchas ventajas, pero también tiene limitaciones. ¿Cómo os apañáis para viajar?

Esta frase es tan cierta como la vida misma, y más teniendo en cuenta que nuestra pequeña tiene 20 años. Muchas veces no teníamos luz e iluminábamos su interior con velas. O no nos salía el agua a presión. O mucho peor que eso, un día no quiso arrancar y no arrancó. Así que estuvimos dos días en un hotel mientras ella descansaba un par de días y la ponían en su sitio.

Pero a parte de estas cositas, que son las que hacen el viaje y la aventura pensamos que viajar en autocaravana ha sido la mejor manera de empezar este proyecto. No sabíamos hacia dónde queríamos ir, no queríamos una ruta y teníamos mucho tiempo. Así que como mandaba el corazón, pues era el transporte ideal. Nos queríamos quedar 2 días en un sitio, pues nos quedábamos. No nos gustaba y queríamos seguir, seguíamos.

En vuestros viajes, ¿cuánto tiempo le dedicáis a Un Par de Peras?

Habitualmente nos llevábamos las cámaras. Al menos, siempre que podíamos, claro. Porque al viajar en autocaravana no teníamos electricidad (salvo cuando una vez por semana íbamos a un camping y cargábamos todo el material) y muchas veces no podíamos grabar.
A parte de grabar, también le dedicábamos bastante tiempo a editar los vídeos, porque queríamos que la gente pudiera ir siguiendo nuestras aventuras. Aunque al final, pasábamos mucho tiempo editando, (que aunque se estaba muy bien en el refugio de un McDonalds con un café calentito) decidimos acabar el resto del montaje de los capítulos una vez vueltas a casa porque nos quitaba mucho tiempo.

¿Qué es lo mejor de grabar durante los viajes? ¿Y lo peor?

Lo mejor de grabar en los viajes es que te queda en el recuerdo y lo puedes revivir tantas veces como quieres. Y lo peor es que tienes que saber poner límites porque sino no vives el viaje ni el momento, cosa que creemos que es lo más importante.

¿Cómo está siendo la experiencia del proyecto Un Par de Peras?

La experiencia del proyecto Un Par de Peras está siendo del todo gratificante. La verdad es que llevar a cabo un proyecto no sólo profesional sino vital como lo es Un Par de Peras es una experiencia que nos llena de satisfacción y orgullo. Estamos felices de ver cómo algo que hemos creado de la nada, se ha ido haciendo cada vez más grande con toda nuestra ilusión y con la ayuda de la gente que nos está apoyando tanto y que se involucra en nuestro proyecto.

Viajes en autocaravana

 

Fuente: InterMundial Seguros de Viaje

Entrevistamos a… las creadoras de Un Par de Peras
5 (100%) 1 voto