Una de las principales preocupaciones cuando viajamos al extranjero es afrontar los gastos de asistencia médica en países en los que no existe sanidad pública universal, así como localizar un centro médico en el que nos puedan asistir con calidad y rapidez.

Y nos preocupamos con razón. Las principales incidencias en viajes en 2015, según datos de InterMundial, fueron las relacionadas con los gastos médicos. La mayoría estuvieron vinculadas a consultas médicas rutinarias (problemas estomacales y respiratorios) y a fracturas o traumatismos. Tras estos casos, los principales contratiempos fueron los relacionados con el de regreso anticipado del viajero por fallecimiento o enfermedad grave de un familiar.

Asistencia médica en el extranjero: ¿Cuánto cuesta?
infografia de los gastos de ir al médico en el extranjero

La calidad de la asistencia médica en el extranjero y los gastos que conlleva dependen en gran medida del país en el que nos encontremos. Es cierto que en los viajes dentro de la Unión Europea se puede utilizar
la Tarjeta Sanitaria, aunque esta solo cubre determinados centros concertados, no los centros privados, que son los más utilizados por los viajeros, ni tampoco incluye el traslado del enfermo al centro sanitario ni los gastos de repatriación en caso de necesitarlo.

Contratar un seguro de viaje es esencial para la tranquilidad del viajero ya que, por ejemplo, hay países en los que los gastos que nos puede suponer un día de ingreso en el hospital pueden duplicar el coste del viaje total, habiendo entre unos y otros una diferencia de hasta casi 3.000 euros.

Veamos ejemplos de lo que cuesta la asistencia médica en algunos países del extranjero. En Argentina los gastos diarios de hospitalización son aproximadamente 627 euros. Sin embargo, si nos ocurre lo mismo en Estados Unidos, el coste de un día en el hospital asciende a casi 4.000€. Todo esto sin tener en cuenta las pruebas médicas correspondientes. Una resonancia magnética en Suiza nos costaría 123 euros, pero en Estados Unidos o Nueva Zelanda gastaríamos alrededor de 1.000 euros en la prueba. Estos costes también son muy elevados en países como Canadá, Japón, México o Tailandia.

El coste de una repatriación varía dependiendo del país y del caso en cuestión. El precio medio de una repatriación desde Estados Unidos, Canadá o el Caribe es de unos 42.000€, pero puede superar los 100.000€ si se necesita un avión que cuente con equipo médico.

¿Qué cubre un seguro de viaje?

Un seguro de viaje como Totaltravel, contratado antes de marcharnos, se hace cargo de loas gastos de asistencia médica en el extranjero.  Contactando con el servicio de asistencia 24h, la aseguradora nos ayuda a acelerar el proceso de tener que localizar y ser atendidos en el centro médico idóneo según el problema de salud o tipo de accidente al que nos enfrentemos. Llamando a la compañía para que nos preste asistencia también evitamos tramitar el reembolso a la vuelta.

En este sentido, Totaltravel de InterMundial puede cubrir hasta 100.000€ en gastos médicos por enfermedad o accidente y 1.000.000€ en caso de que el asegurado precise de transporte sanitario o repatriación. Otros gastos relacionados con la asistencia sanitaria que cubre el seguro de viaje son los problemas odontológicos urgentes y el alojamiento y transporte de familiares o acompañantes en caso de ingreso hospitalario.

Además de los gastos de asistencia médica, los seguros de viaje incluyen garantías como la indemnización por accidente, gastos de cancelación, incidencias con el equipaje, retrasos y cancelación de los medios de transporte, responsabilidad civil o pérdida de reservas concertadas.

Consejos para viajar al extranjero

Antes de iniciar un viaje conviene informarse de la situación sanitaria del país que se va a visitar. El Ministerio de Asuntos Exteriores o el de Sanidad, su aseguradora y las guías, blogs o foros de viaje, pueden ofrecernos este tipo de información o las herramientas para conseguirla.

Además de la documentación exigida para entrar en el país, debemos tener en cuenta si el destino presenta riesgos sanitarios. Debemos acudir a los centros de vacunación internacional donde, además de administrar vacunas y medidas preventivas, ofrecen evaluaciones médicas personalizadas, expiden certificados médicos o documentos personales de sanidad internacional y recomiendan el botiquín apropiado.

Si se quiere contratar un seguro de viaje, es fundamental contar con la máxima información previa del país de destino para contratar aquel que tenga las coberturas adecuadas al destino y a las actividades a realizar.

Con esta información, podremos tomar precauciones. Por ejemplo, en países tropicales, donde hay más riesgo de infecciones, conviene consumir agua mineral embotellada y precintada o desinfectada, pelar la fruta, evitar el hielo en la bebida y llevar un repelente de mosquitos fuerte. Asimismo, en lugares donde haga mucho calor o en destinos de playa, se debe beber líquido abundante, añadir sal a los alimentos y bebidas para prevenir el agotamiento por calor, vestir con ropa holgada de algodón, evitar la exposición al sol en las horas centrales del día, usar prendas que cubran brazos y piernas, llevar gafas de sol y aplicarse crema solar con índice de protección alto.

También es fundamental tener una actitud preventiva ante los accidentes de tráfico en caso de que se vaya a conducir: obtener información sobre las normas que regulan el tráfico en el destino, el estado de las carreteras y conocer las reglas no oficiales, como tocar el claxon o dar las luces antes de adelantar. En la misma línea, tener claro el sentido en el que se conduce, usar siempre el cinturón de seguridad (aunque no sea obligatorio en el país de destino) y conocer los límites de velocidad son otras medidas de prevención necesarias.

¿Cuánto cuesta la asistencia médica en el extranjero?
4.6 (92%) 5 votos