A la hora de planificar un viaje internacional, si ya cuentas con un seguro médico, tal vez no contemples la idea de contratar un seguro de viaje porque piensas que disfrutarás de una asistencia sanitaria en el extranjero completa, pero ¿qué diferencias hay entre un seguro y otro?

¿Es suficiente el seguro médico para recibir asistencia sanitaria en el extranjero?

Contar con un seguro médico que incluya asistencia sanitaria en el extranjero es una buena idea si vas a pasar una temporada larga fuera de tu país de origen. Sin embargo, no suele ser la póliza más adecuada para escapadas puntuales o viajes, y presenta cuatro grandes diferencias con los seguros de viaje, diseñados pensando en las características del propio viaje.

¿Qué cubre el seguro médico?

En primer lugar, cabe resaltar que el seguro médico sólo te cubrirá en aquellas situaciones relacionadas con la asistencia sanitaria en el extranjero, como gastos por visita médica, hospitalización, pruebas diagnósticas, intervención quirúrgica, etc. Por su parte, el seguro de viaje, además de cobertura médica en el extranjero, garantiza repatriación y asistencia ante el resto de incidencias que pueden ocurrir durante un viaje. Así, añaden coberturas para casos relacionados con el equipaje –como pérdida, robo o retraso en la entrega-, la documentación del viajero, el transporte, el alojamiento, accidentes in itinere e incluso la cancelación del viaje antes de su inicio, incluyendo, entre otras, causas como el fallecimiento, accidente o enfermedad del asegurado y familiares de primer grado, pero también del acompañante y familiares de segundo grado.

¿El seguro médico tiene límites de edad?

Los límites de edad son otra de las grandes diferencias entre ambos seguros. Mientras que los de salud suelen incluirlos, excluyendo así a niños y a personas mayores de 65 años, muchos seguros de viaje, como los de InterMundial, establecen límites más altos, pues pueden ser adquiridos por viajeros de hasta 80 años.

¿Qué diferencia de precios tienen el seguro médico y el de viaje?

Por otro lado, los seguros de salud suelen contratarse de año en año. Si tu intención como asegurado es estar cubierto solamente durante el tiempo que duren tus viajes, económicamente suele ser más rentable contratar un seguro de viaje que abarque sólo este periodo, sin necesidad de pagar una póliza durante todo el año si no va a utilizarse.

¿Cómo cubren ambos seguros la asistencia sanitaria en el extranjero?

Otro de los grandes beneficios del seguro de viaje con respecto a los de salud que es el modo en el que son cubiertos los gastos de asistencia sanitaria en el extranjero. En el caso de los seguros de viaje, al tener la opción de contactar directamente a través del número de asistencia 24 horas con la aseguradora, podrás saber a qué centro sanitario dirigirte y tendrás cubiertos los gastos médicos de forma inmediata, sin tener que esperar a futuros reembolsos. Esto es especialmente importante en el caso de países como Estados Unidos, en los que la asistencia sanitaria puede alcanzar cifras muy elevadas, pudiendo costar casi 4.000 euros un día de ingreso hospitalario.

En definitiva, revisa las condiciones de la cobertura médica en el extranjero en los distintos seguros que estás barajando, ya sean los de viaje, los médicos o los incluidos en las tarjetas de crédito. En el caso de que te decidas por la contratación de un seguro de viaje tradicional, cerciórate de que se adapta al tipo de viaje que vas a realizar. Es decir, que además de una asistencia sanitaria en el extranjero completa y de calidad, el seguro te ofrece amplias garantías y límites de gastos frente a las principales incidencias que pueden ocurrir en tu viaje en función de la finalidad del mismo, ya que no es igual viajar para hacer turismo que hacerlo por estudios o para practicar deportes de aventura.

 

 

Asistencia sanitaria en el extranjero: ¿Seguro médico o seguro de viaje?
5 (100%) 2 votos