Viajar con niños en avión supone plantear nuestros viajes de forma diferente, ya que debemos tener en cuenta algunos preparativos y, además, es nuestra tarea entretenerlos durante el viaje para que no se convierta en una larga y tediosa situación, tanto para ellos como para el resto de los pasajeros. Si no quieres renunciar a viajar en familia, sigue estos consejos. ¡Bienvenidos a bordo!

Viajar con niños en avión será más fácil si sigues estas recomendaciones

La planificación: Cómo prepararse para viajar con niños en avión

Antes de adquirir las reservas, os recomendamos repasar las políticas y condiciones de las aerolíneas para viajar con niños y elegir la más conveniente en función de las tarifas, asientos o preferencias que tienen las familias frente al resto de pasajeros a la hora de viajar.

A la hora de adquirir los billetes, asegúrate de que seleccionas correctamente el tipo de pasajero teniendo en cuenta la edad que este tendrá en el momento del vuelo. Habrá viajeros que cambiado de una categoría a otra durante el tiempo que transcurre entre la reserva y el viaje. Estos pasajeros deberán realizar dos reservas separadas de sólo ida para cada grupo de edad. Por ejemplo, si un bebé viaja de Madrid a París y durante el viaje cumple 3 años, deberá contar con un billete como bebé Madrid-París y otro como niño entre 2 y 11 años.

Por otro lado, no te olvides de tener al día la documentación de viaje de los niños. Los mejores de 14 años no están obligados a viajar con DNI, sino que les basta con el libro de familia. Sin embargo, para viajes fuera de España necesitarán este u otros documentos en función del destino:

  • Unión Europea: DNI
  • Fuera UE: DNI, Pasaporte y/o Visado
  • En el caso de que los niños vayan a viajar en avión solos o sin sus padres, éstos deben llevar una acreditación notarial con los datos personales del menor junto a su fotografía. En ella se deben incluir la autorización del padre, madre o tutor para viajar y una autorización formalizada en alguna Dependencia Policial.

En este artículo encontrarás más información acerca de los documentos necesarios para viajar con niños.Consejos para viajar con niños en avión

La edad del niño también influirá en la forma o asiento en el que viajará. A pesar de que los menores de dos años pueden viajar en el regazo de un adulto, hay que reservar su billete de avión indicando su fecha de nacimiento y su nombre. Una vez dentro, tendrán que viajar en nuestros brazos y el personal nos proporcionará un cinturón especial para sujetar al pequeño.

A los menores de 2 años también es posible reservarle su propio asiento en el avión si utiliza un sistema de sujeción Amsafe CARES  o con una silla de coche homologada (sello de calidad de la UE,ECE R44/03 o ECE R44/04). En los vuelos intercontinentales hay disponibles cunas. Eso sí, en todos los casos, durante el despegue y el aterrizaje, el bebé deberá ir en el regazo del adulto acompañante.

En el caso de que el bebé viaje en el regazo del adulto, no hará falta avisar previamente a la aerolínea. Pero, en el caso de que el bebé vaya a utilizar el sistema de sujeción Amsafe CARES, una silla homologada o una cuna, deberás contactar con la compañía con antelación al vuelo.

Te recomendamos que prepares tu equipaje de mano con todo lo que tu niño pueda necesitar durante su viaje en avión, como algo de comida, bebida para mantenerlo hidratado, una muda por si se marea, una manta, toallitas higiénicas, pañales, un biberón, chupete, un cojín y varios juegos con los que entretenerse. Si viajas con bebés en el avión, podrás llevar, además de los envases de la bolsa transparente, alimentos líquidos como leche, agua o zumo en un biberón, y comida (puré, papilla, etc.) También se admiten productos dietéticos o medicamentos. Ten en cuenta que te podrán requerir recetas médicas, prospectos o algún informe médico.

Los aviones suelen estar equipados con cambiadores, aunque a la hora de calentar la comida o bebida de los bebés, algunas compañías no tienen el sistema adecuado, por lo que es útil llevar un termo.

Asimismo, es conveniente que le des al pequeño algo para comer en el momento justo del despegue y del aterrizaje. De esta forma evitaremos que se le taponen los oídos por el cambio de presión y que se sienta molesto durante el viaje, además de tener un efecto tranquilizador.Niños en el avión

Una vez en el aeropuerto: Cómo moverse con los niños

Si vas a facturar, dirígete al mostrador de tu compañía. Los cochecitos de bebé plegables, las mochilas portabebés, los asientos infantiles o las cunas plegables no es necesario facturarlas, aunque sí deberás dirigirte al mostrador de facturación para etiquetarlos. Estos artículos se pueden transportar hasta las escalerillas del avión, donde el personal los recogerá para ubicarlos en la bodega del avión. Es recomendable plegarlos correctamente y protegerlos con una funda adecuada. A la salida del avión, nos los entregarán en el mismo lugar o los transportarán a la cinta junto al resto de maletas facturadas. Además, al pasar por el control de seguridad, deberás plegar el carrito para que sea escaneado por la cinta.

Podrás llevar las comidas del bebé en el equipaje de mano aunque deberás mostrarla en el control.  Hasta la salida del vuelo, busca las zonas de juego infantiles. En grandes aeropuertos tienes incluso microondas, bañeras o cunas. También encontrarás dispensadores de sillas de paseo por si has facturado la tuya.

Un vez en la puerta de embarque, las familias tienen preferencia al embarcar. Si tu niño es mayor, reserva un asiento con ventanilla, le encantará contemplar las vistas desde las alturas.Con estos consejos harás un viaje en avión con niños más agradable

El trayecto: Cómo facilitar el viaje en avión a los niños

Ahora os daremos algunos consejos sobre cómo entretener a los niños durante el viaje en avión para que éste sea lo más ameno posible,tanto para ellos como para el resto de pasajeros, y así evitar los llantos por aburrimiento o por cansancio que tan molestos son para el resto de pasajeros y tan bochornosos pueden llegar a ser para los padres.

En primer lugar y como mencionábamos anteriormente, es recomendable dar al niño algo de beber o comer durante el despegue y el aterrizaje, ya que de esta forma evitaremos que le duelan los oídos por el cambio de presión atmosférica.

Una vez en el aire, acompáñale a dar una vuelta de reconocimiento por el avión; puedes aprovechar para ir explicándole cómo funciona y el papel que desempeña cada miembro del personal a bordo. Una vez de vuelta al asiento, anímale a mirar por la ventana, seguro que se distrae un rato, aunque ¡cuidado!, porque podría marearse por las oscilaciones del avión al volar.

Cuando ya le parezcan suficientes vistas por el momento, te pedirá otro entretenimiento más. Por ello, recomendamos ir bien equipados con cuentos, libros y manualidades. Una opción es llevar papel y pinturas de colores y pedirle que pinte o dibuje lo que quiera o sobre un cuento. También es muy interesante buscar algún tipo de manualidad transportable como, por ejemplo, cuentas para hacer collares, un distintivo para su mochilita o un regalo para la azafata.

Los niños y las tecnologías van de la mano, así que una muy buena idea es crear con papel y otros elementos que tengamos a mano antifaces, sombreros, gafas o bigotes, por ejemplo, para disfrazarse y hacerse fotografías. De esta forma, estará entretenido creando y a la vez estimularás su imaginación.

Y ya que tenéis el dispositivo a la mano, qué mejor que relajarle con un juego, película o música y echarle a dormir un rato antes de aterrizar.

A la hora de preparar tu viaje en familia, es muy recomendable, cuando no obligatorio, adquirir un seguro de viaje que proteja a todos los miembros ante incidencias que pueden generar costes inesperados en tus vacaciones: asistencia médica, retrasos en el vuelo, pérdida de equipaje, cancelación o interrupción de viaje, etc. En InterMundial contamos con un seguro de viaje familiar que, sin costes adicionales, cubre al titular, al cónyuge y a todos los menores de 18 años. Se trata del Totaltravel annual, un seguro que cubre los viajes que realicen todos los asegurados juntos o por separado durante un año.

 

Consejos para viajar con niños en avión
¿Te ha gustado este post? Vótalo