¿Siempre has soñado con deslizarte por la nieve y pero nunca te has atrevido? ¿Te han propuesto hacer un viaje de esquí y, además de no haberte iniciado en los deportes de invierno, tienes dudas sobre otros pasos para planificar tu escapada? Con estos consejos podrás preparar y realizar tu viaje a la nieve y disfrutarás deslizándote con seguridad en la estación de esquí.

Mi primer viaje de esquí: ¿Qué necesito saber y preparar?Viajes a la nieve: Como entrenar para esquiar o hacer snowboard

Entrénate antes de iniciarte en el esquí

Tanto el esquí como el snowboard son deportes muy intensos. Por ello, los músculos y las articulaciones deben estar preparados para este esfuerzo. Es conveniente no pasar de una vida sedentaria a esquiar durante días pues, además de sobrecargar los músculos, podemos lesionarnos. Tonifica las piernas corriendo o andando y haciendo ejercicios para aumentar la fuerza de los cuádriceps y glúteos. Al organizar tu viaje de esquí, puedes consultar nuestros consejos de entrenamiento para esquiar y hacer snowboard.

¿A qué estación de esquí debo viajar?

Donde ir a esquiar es algo que depende del tipo de viaje que quieras hacer: esquiar en un sitio cercano a tu casa, en un destino internacional para conocer otro país o hacerlo en familia en una estación de esquí para ir con niños. Puede que valores que la estación tenga muchas actividades après-ski o puede que quieras estar en una estación tranquila y con poca gente,  con muchas pistas verdes para principiantes o que prefieras estaciones con pistas que sean un reto para ti.

El alojamiento en los viajes de esquí

El alojamiento es algo que debemos reservar con antelación para que nuestro viaje para esquiar sea más económico y encontrar el mejor sitio donde dormir.  Al igual que la estación, elegiremos el alojamiento según nuestras preferencias. Por ejemplo, si viajas con un grupo muy grande o con niños, puede que la mejor opción sea un apartamento a pie de pista. Si lo que quieres es moverte por diferentes estaciones, lo conocido como safari ski, lo mejor es alojarse en un sitio a una distancia intermedia. En cuanto a elegir apartamento o hotel, depende de los gustos y el presupuesto de cada uno a la hora de viajar. Una de las mejores opciones consiste en contratar un paquete de alojamiento + forfait de esquí, ahorrarás tiempo y dinero.

¿En la estación o fuera de ella? Donde alojarse a la hora de hacer un viaje de esquí

Sobre el transporte

Si has elegido un destino internacional para tu viaje a la nieve y quieres desplazarte en avión infórmate de lo necesario para transportar los esquís, ya que en la mayoría de los casos hay que reservar e incluso depende del destino pagar un suplemento. Lo mismo ocurre si vas en autobús o tren. En estos casos lo mejor es reservar cuanto antes, así podremos elegir los días que queremos y será más económico. Si decides moverte en coche no subestimes la montaña y lleva las cadenas a mano. Por supuesto, ensaya antes de salir a ponerlas o a quitarlas para que en el caso de necesitarlas lo hagas en la mayor brevedad de tiempo posible.

¿Qué es el forfait? ¿Y el skipass?¿Qué es el forfait? Viaja a la nieve y muevete por la pista de esquí con este pase

El forfait es el pase que te identifica en la estación y que te permitirá acceder y desplazarte por las pistas de esquí haciendo uso de los remontes. Sin este bono podrás esquiar en pista pero tendrás que moverte a pie desplazando los esquís por la montaña.

Aunque puedes contratar paquetes que incluyan alojamiento y forfait o incluso el transporte, elige los días de forfait en base a tu condición física y tu planificación. Si vas muchos días, a lo mejor un día te apetece esquiar solo medio día y después relajarte en un spa, o prefieres cambiar de estación por las malas condiciones meteorológicas.

El skipass es un sistema de acceso a pistas más rápido y que puedes recargar  por Internet.

Las pistas de esquí

Marca un recorrido y lleva el mapa siempre contigo. Así, podrás descubrir las pistas o zonas que más te gustan o se adecuan a tu nivel y cómo ir de una a otra aprovechando mejor el tiempo de tu escapada en la nieve. Sé consciente de hasta qué punto dominas el equipo y la técnica del esquí y no pretendas deslizarte por una pista que no es de tu nivel. De menor a mayor dificultad, las pistas se clasifican por colores: verde, azul, roja o negra, además de otros tipos e itinerarios exclusivos para profesionales y buenos conocedores de la estación.

Si eres experto y lo tuyo son los freeride o fuera de pista, entendiendo fuera de pista como cualquier zona de la montaña que no sean las pistas balizadas de la estación, asumes riesgos como el coste del rescate, que puede llegar a ser muy alto, sobre todo si es necesario la asistencia en helicóptero.Conocer los tipos de pistas de esquí es imprescindible a la hora de hacer un viaje a la nieve

Viaja con un seguro de esquí

Tanto si esquías en España como en el extranjero, el rescate en pistas no es gratuito, por lo que si no llevas un seguro de esquí tendrás que abonar los costes. Un seguro para practicar deportes de nieve como Wintersports, te respalda en cualquier lugar del mundo con una cobertura ilimitada de gastos de búsqueda y rescate tanto en pistas como en montaña, incluso en helicóptero.

Además, el seguro para deportes de invierno de InterMundial te costea los gastos de alquiler del material deportivo en caso de que la aerolínea te lo extravíe o si se daña por accidente en la estación. Otros gastos que puedes recuperar son los del coste del forfait y clases contratadas que no puedas disfrutar en caso de enfermedad o accidente.

Wintersports es un seguro flexible que te da la posibilidad de ampliar gastos de rehabilitación si te lesionas, pudiendo utilizar la sanidad privada para tratarte. También puedes optar por la versión Wintersport basic para tener la protección esencial en tu viaje de esquí.

Además de cubrir la realización de más de 20 deportes de nieve, Wintersports es además un seguro de viaje que te asiste durante toda la estancia ante incidencias y gastos de asistencia médica, repatriación, problemas con el equipaje o el transporte, pérdida de reservas contratadas o cancelación e interrupción del viaje, entre otros.

Cómo elegir el equipo y la ropa para esquiar adecuadaBotas, esquís, fijaciiones, tabla: Cómo elegir el equipo para esquiar por primera vez

En tu viaje de esquí no debe faltar ni un buen equipamiento ni prendas cómodas y que a la vez te protejan del frío y el sol.

En cuanto al equipo de esquí para aficionados, lo mejor es decantarse por unos esquís polivalentes que se adapten a todo tipo de pendientes y formas de deslizarse. Además del nivel, es importante tener en cuenta la altura y el peso del esquiador.

A la hora de elegir las botas, déjate asesorar muy bien por el profesional de la tienda. Para dar con las ideales, hay que tener en cuenta el nivel de esquí que tengamos y la talla y horma del pie. Los principiantes deben elegir botas con un índice Flex 60 o inferior, que indica una rigidez suave que te permitirá modificar la posición y ejerce poca resistencia ante la flexión. La talla de las botas de esquí se basa en el sistema Mondopoint, que equivale a la longitud en centímetros de nuestro pie. Mide tu pie más grande, ya que nuestros pies no son idénticos. En cuanto a la horma, las diversas marcas diseñan modelos más o menos anchas. Tampoco descuides la elección de los calcetines y plantillas si las necesitas. Las botas pueden perder casi la mitad de su volumen tras esquiar varios días, por lo que no hay que elegirlas holgadas.Anorak, polar, camiseta térmica, casco... Elegir la ropa para esquiar adecuadamente es imprescindible en tu viaje a la nieve

Las fijaciones unen la bota y la tabla, así que es necesario elegirlas bien por seguridad. También hay que elegirlas según peso, altura, talla de calzado, edad, nivel y forma de esquiar.

Con respecto a la ropa de esquí, si eres principiante debes saber que no hace falta llevar tres jerséis y cinco sudaderas para no pasar frío en la nieve. Quizá te sorprenda saber que con tres capas de ropa es suficiente. En primer lugar, necesitas una camiseta y un pantalón térmico que guarde el calor pero que transpire. Un polar nos protegerá del frío y un anorak y un pantalón impermeable nos hará de cortavientos y nos alejará de la humedad. Si hace calor, prescindiremos del polar y el pantalón térmico, pero nunca del anorak.

Además, es muy importante llevar unos guantes impermeables, un gorro, una braga para el cuello, el casco y gafas de ventisca para proteger nuestros ojos de los rayos de sol nocivos.

Antes, durante y después, nos aplicaremos crema solar y protector labial para que nuestra piel no se queme, y pararemos de vez en cuando a reponer fuerzas tomando barritas energéticas, chocolate o frutos secos y por supuesto, agua.

 

Consejos para preparar tu primer viaje de esquí
4.5 (90%) 4 votos