El verano es el periodo del año en el que realizamos mayor número de viajes, pero también el momento en el que se produce más robos a turistas y a viviendas desocupadas temporalmente. Te damos unas recomendaciones para evitar robos durante las vacaciones y solventarlos en caso de que ocurran.

Afronta y evita los robos durante las vacaciones con estos 10 consejosinfografia-robos

1. Informarse de las condiciones de seguridad del destino.

Consulta en la página web del Ministerio de Asuntos Exteriores las condiciones de seguridad del destino a visitar en el apartado Recomendaciones de viaje. La web también dispone de un registro para viajeros que, previa introducción de los datos personales y los del viaje, facilitará los trámites en caso de sufrir un robo o cualquier otra situación de emergencia en el extranjero.

2. Llevar siempre a mano direcciones y teléfonos indispensables.

Anota las direcciones y teléfonos del consulado y la embajada de España en destino; el número de atención 24 horas de la tarjeta de crédito, por si hubiera que bloquearla de inmediato en caso de robo, y el servicio de asistencia de la compañía telefónica para dar de baja el móvil. También lleva el número de la póliza del seguro de viaje y el de asistencia de la aseguradora para dar parte de la incidencia.

3. Ser precavido.

No comentes los planes de vacaciones en lugares públicos como bares, ni difundas datos de tu viaje en las redes sociales.

4. Proteger la vivienda.

Simula que la vivienda está habitada es el mejor método disuasorio para los ladrones, por ello, conviene no cerrar del todo las persianas, y si el periodo de ausencia es largo, pedir a un familiar o conocido que vacíe el buzón.

5. Adherirse a un programa de “Vacaciones Seguras”

En diversas zonas, las fuerzas de seguridad ponen en marcha el programa “Vacaciones Seguras”, mediante el cual se hacen cargo de las llaves de viviendas o comercios de los viajeros, y les avisa de cualquier incidencia, entrando en su propiedad si fuera necesario para tomar medidas urgentes. El programa también permite dejar el contacto propio o de un familiar para que la policía avise de cualquier anomalía que se produzca.

6. No llamar la atención en nuestro destino.

Una vez en el destino, se recomienda evitar la indumentaria que denote la condición de turista y los signos exteriores de riqueza, como joyas ostentosas, artículos de marca y relojes caros; estar pendiente del bolso, la mochila, la maleta, la cámara, el móvil y los dispositivos electrónicos; llevar el dinero y las tarjetas de crédito en diferentes lugares, y dejar los objetos de valor en la caja de seguridad del hotel.

7. Actuar de inmediato ante las instituciones o compañías pertinentes.

En caso de robo, acudir lo antes posible a la comisaría más cercana para interponer una denuncia del robo, y guardar el documento original. Ante la sustracción de la documentación, acudir a la embajada y/o consulado, que en horario de oficina puede expedir un documento de viaje con validez limitada; si roban la tarjeta, llamar al banco para darla de baja cuanto antes; del móvil, llamar a la compañía telefónica y bloquearlo. En todo caso, llamar al teléfono de asistencia de la póliza del seguro y dar el parte.

8. Contactar con la asistencia del seguro de viaje.

Un seguro de viajeen caso de robo de documentación, te ofrece un anticipo de fondos a través de transferencia bancaria y te cubre los gastos de tramitación de la documentación robada. Si el robo es del equipaje, asume parte o la totalidad del valor del mismo. Ante daños o robos en materiales informáticos, dispositivos móviles y cámaras fotográficas, reembolsa hasta la cantidad estipulada.  Insistimos, ten a mano el número de tu póliza y el de asistencia 24 horas para dar parte del robo a la compañía de seguros.

9. Denunciar los robos en el hogar.

Si al volver a casa se hubiera producido un robo en tu vivienda, debes denunciar los hechos ante la Policía Nacional, Guardia Civil o Emergencias. Mientras llegan las autoridades, procura no tocar nada para no destruir pistas. Cuando las fuerzas de seguridad te permitan moverte por la casa, haz inventario de todo lo que ha sido robado o dañado, y si tienes facturas de ello, apórtalas. Repara los accesos forzados o dañados, como puertas y ventanas.  Mejora la seguridad de tu hogar: nueva cerradura, puerta blindada, sistema de alarmas, rejas, etc.

10. Recurrir a tu seguro de hogar.

Si el seguro de hogar cuenta con cláusula de robo, cubrirá los bienes sustraídos de la vivienda asegurada, los daños causados por el robo o su intento en paredes, techos, suelos, puertas y/ o ventanas incluso, e incluso los gastos derivados del cambio de la cerradura y las nuevas llaves. Además, algunos seguros de hogar cubren también los desplazamientos por vacaciones o viajes, manteniendo las condiciones durante el desplazamiento temporal de los bienes en viviendas alquiladas temporalmente, y robo de equipajes en el interior del vehículo.

10 consejos para afrontar y evitar robos en vacaciones
¿Te ha gustado este post? Vótalo