Imagínate que te pones unas gafas y, de repente aparece delante de tus ojos información sobre los objetos y lugares que abarca tu ángulo de visión. Después das la orden “OK, Glass, haz una foto” y las gafas atrapan la imagen que estás viendo. No se trata un relato futurista, sino de Google Glass, un dispositivo en forma de gafas lanzado por Google para permitir, a quien las lleva puestas, la comunicación y captura de imágenes y vídeos de una forma completamente natural y sin ningún tipo de distracción.

Google Glass permite obtener información, enviar mensajes, fotografiar, grabar vídeos y compartir lo que ves utilizando tan solo tu mirada y tu voz. Al no tener que usar las manos, Google Glass te permite absoluta libertad de movimientos, de modo que puedes realizar todas estas acciones mientras disfrutas de cualquier otra actividad.

Para muchos, se trata de una herramienta muy cómoda y útil para el turismo, ya que elimina toda la distracción que supone para el viajero la interacción manual con un dispositivo. Además, con la próxima integración de Google Flights y Google Hotel Finder, con Google Glass se podrán reservar vuelos y hoteles de forma fácil y sencilla, desde cualquier lugar y sin necesidad de navegar por la red.

Sin embargo, Google Glass también tiene detractores. Para ellos, este dispositivo vulnera la privacidad del usuario y de quienes están dentro de su alcance visual. Tal y como ha declarado uno de los fundadores de Google, estas gafas toman fotos a intervalos de cinco segundos, lo que, según los detractores, permite a Google almacenar mucha información sobre el usuario, y utilizarla con fines comerciales. Los críticos de Google Glass también consideran negativo que cualquier usuario pueda grabar o fotografiar a otras personas con solo mirarlas.

¿Tú qué opinas de Google Glass?

Google Glass, un dispositivo innovador y controvertido
¿Te ha gustado este post? Vótalo