Escocia es una tierra que sorprende a todos los viajeros que la visitan pues, ¿conoces a alguien que no venga enamorado de Escocia después de su viaje?  Aquí tienes algunos datos sorprendentes de la capital escocesa.

Escupir al corazón de Midlothian

Escupir al corazón de Midlothian

En el lugar donde se encontraba la antigua prisión de la ciudad, demolida en 1817,  que antes fue el antiguo ayuntamiento,  se puede ver un corazón trazado con los adoquines de la acera. A pesar de que en toda la ciudad está prohibido escupir al suelo de la calle, es tradición hacerlo sobre este corazón, el corazón de Midlothian. La explicación y origen de esta costumbre podría ser por la indignación del pueblo ante los impuestos o el desprecio por las condenas que tenían lugar en la cárcel. Ahora, escupirlo es un todo un ritual para atraer a la buena fortuna. En cambio, pisarlo no tanto…

Los bancos de Edimburgo llevan dedicatorias

bancos de Edimburgo llevan dedicatorias

Cuando paseas por las calles de Edimburgo, es fácil observar que todos los bancos de los jardines y parques tienen una chapita con una inscripción en ella a modo de dedicatoria. Algunas conmemoran a personas fallecidas y son los familiares los que se hacen cargo del coste que conlleva. Otras, recuerdan a colectivos o personales públicos, como el banco dedicado a John Lennon, que encontrarás en los jardines de Princes Street.

Los tenebrosos y oscuros closes 

Milne's Close,

En Edimburgo hasta la calle más oscura y estrecha tiene encanto. Y es que, los closes, nombre con el que se conocen a los callejones de la ciudad que conducen a patios interiores, están cargados de historia, pues fueron el escenario de crímenes y robos, lugares insalubres donde abundaba la enfermedad y rondaban los maleantes. De los 300 que había originalmente en la ciudad, hoy en día se conservan 60. Cada uno lleva el nombre del gremio al que se accedía a través de él: pescadores, el de los carniceros… Entre ellos destaca el de Mary King’s Close, abierto a los turistas desde el 2003.

Auld Reekie o ‘La Vieja Apestosa’

Auld Reekie, así se llamaba a Edimburgo por el humo que desprendían sus miles de chimeneas

En el pasado, Edimburgo era una ciudad con chimeneas humeantes que espesaban el aire y lo teñían de negro, haciendo que toda la ciudad oliera a humo. Aunque la ciudad tiene un peculiar olor, no es a humo, sino a la mezcla de levadura y cebada, que proviene de las fábricas de cerveza.

Haar, la niebla de Edimburgo

Haar, la espesa niebla de Edimburgo

Edimburgo tiene su propia niebla, llamada haar, que proviene de la costa. una bruma que se forma sobre el mar y que cubre la ciudad por varios días. Esta espesa niebla, mezclada con el humo de las chimeneas de carbón daba como resultado un cielo amarillo, llamado también Pea Soup.

Y para beber… Cerveza

Cerveza escocesa

Para beber, en Escocia tienes dos opciones: Whisky o cerveza. Si te decantas por la cerveza te encantará saber que en Edimburgo hay alrededor de 100 pubs, y muchos de ellos fabrican su propia cerveza, por lo que un amante de este brebaje no se cansará de ella, pues tiene infinitas posibilidades.

Haggis, el plato típico

Haggis

Además de los platos típicos como la merluza, cordero, sopas, ensalada de patatas, las maravillosas galletas de mantequilla y otros dulces, hay que destacar el plato más curioso de todos, el haggis. Un plato que elaboraban las familias más pobres con las partes de los animales que nadie quería: hígado, corazón, pulmones… todo ello embutido, condimentado y cocido durante varias horas.

Casi todos los días, un cañón marca la una de la tarde

Cañón del Castillo de Edimburgo

A excepción de los Domingos y otras festividades, desde el Castillo de Edimburgo se lanza un cañonazo a la una de la tarde, peroque no cunda el pánico, solo se escucha en las mediaciones del castillo. Pero si, los que llegan allí sin saber se llevan un tremendo susto. Antiguamente desde 1861, este cañonazo indicaba la hora a los marineros y a todos los que querían sincronizar su reloj.

Kilt, la falda escocesa tradicional

Kilt, la falda tradicional escocesa

Pues sí. No son todos los escoceses ni siempre, pero podrás encontrarte por las calles de la ciudad algunos que lo lleven. Puede parecerte extraño encontrar elegantes hombres de camisa, chaqueta, brillantes zapatos y falda. Si, el kilt, es un atuendo que proviene de las más profundas raíces de Escocia y hoy en día hay quien lo lleva con mucho orgullo, aunque se suele usar, sobre todo, en ocasiones especiales. Pero los hombres no eligen el color o el estampado que más les gusto, sino que depende de cada clan. En la actualidad, puedes hacerte con uno de imitación, llamado tartan tat, aunque algunos escoceses lo ven como una ofensa a su identidad cultural.


 

Viaja a Escocia y todo el Reino Unido protegido con un seguro de viaje, el cual te facilitará asistencia médica y hospitalaria de calidad, cuyos gastos podrás ahorrar. Además de ser un seguro médico, este tipo de pólizas cubren problemas con el transporte y el equipaje, o los gastos de las reservas que no puedas disfrutar por cancelar o interrumpir tu viaje si algún problema importante te impide llevarlo a cabo.

Fotos: xiquinhosilvaaimee castenelltaymtaymPeter SigristBryan LedgardKatherine,  StrevoLynn B

Fuente: InterMundial Seguros de Viaje

9 curiosidades sobre Edimburgo que debes saber
5 (100%) 2 votos