En Europa una de cada cinco personas encuentra dificultades al viajar debido a su edad avanzada, discapacidad o movilidad reducida. Si te encuentras en esta situación, debes saber que la Unión Europea ha establecido una serie de derechos que tienen como objetivo permitir que viajes en igualdad de condiciones a los demás pasajeros dentro del territorio comunitario.

En primer lugar, tienes derecho a no ser discriminado a causa de tu movilidad reducida. Las compañías aéreas no pueden denegarte el embarque por esta razón, a menos que el avión sea demasiado pequeño o por motivos de seguridad.

También tienes derecho a recibir asistencia gratuita en todos los aeropuertos europeos tanto a la salida como a la llegada de tu vuelo, así como en el tránsito, aunque para recibir esta ayuda debes notificar tus necesidades al menos 48 horas antes de la partida y explicar qué tipo de asistencia necesitas.

En caso de que necesites asistencia para comer o para tomar medicamentos durante el vuelo, las compañías aéreas no tienen obligación de prestar ayuda, y si la necesitaras en vuelos transoceánicos, incluso pueden exigirte que vayas acompañado por otra persona que te ayude.

Si tuvieras problemas para obtener la ayuda a la que tienes derecho durante el viaje, informa a la entidad gestora del aeropuerto o a la compañía aérea. Si no quedas satisfecho con la respuesta recibida, puedes ponerte en contacto con el organismo nacional competente.

Pasajeros con movilidad reducida y viajes en avión
¿Te ha gustado este post? Vótalo