content.imagen_cabecera.alt

10 motivos por los que necesitas un seguro de viaje

Si todavía no tienes claro para qué sirve un seguro de viaje, te contamos solo algunos motivos por los que te darás cuenta de que necesitas uno para tu próxima aventura.

1.Estar protegido y asesorado en todo momento

El seguro es el mejor compañero de viaje que puedes tener, ya que siempre está ahí para resolver cualquier consulta que tengas antes, durante e incluso después del viaje: desde informarte sobre qué debes hacer si enfermas hasta ayudarte a recalcular la ruta de tu viaje si surge algún imprevisto, pasando por las instrucciones a seguir si pierdes tu documentación o las llaves de casa estando en el extranjero.


2.Recibir una asistencia médica completa

Estés donde estés, un seguro de viaje te garantiza asistencia médica completa para cualquier problema que pueda surgir.

 De viaje o no, lo primero es siempre la salud. Estés donde estés, un seguro de viaje te garantiza asistencia médica completa para cualquier problema que pueda surgir. Ya sea un simple resfriado o una lesión por accidente, serás atendido en los mejores centros médicos de todo el mundo.

Pero no solo eso. ¿No entiendes lo que te dice el médico o el farmacéutico? El seguro pondrá a tu disposición un intérprete. ¿Necesitas medicamentos que no se comercializan en el país de destino? La compañía aseguradora te los enviará lo antes posible. Además, si necesitas un transporte especial para ir el médico, la aseguradora correrá también con los gastos, incluso si el problema se agrava y tienes que volver a casa.


3.Ahorrar dinero

El precio del seguro es ínfimo en comparación con el gasto total del viaje, y mucho más si nos ocurre alguna incidencia.

Es extraño pensar que contratando un servicio vayas a ahorrar dinero, pero así será si algo inesperado ocurre durante tu viaje y cuentas con un seguro. Por ejemplo, en el caso de la asistencia sanitaria, en ciertos países una visita rutinaria al médico por un problema leve de salud puede costar mucho más que el precio del seguro.

Pero hay más casos. Si por un retraso en el medio de transporte que has elegido para viajar te ves obligado a cambiar tus planes, e incluso pierdes alguno de los servicios que habías contratado (noches de hotel, actividades, transporte...), un seguro te garantiza un plan B o el reembolso de los servicios que no has podido disfrutar. Además, en caso de necesitarlo, el seguro te adelanta dinero para que puedas continuar con tu viaje.

Si a todo esto añadimos que el precio del seguro es ínfimo en comparación con el gasto total del viaje, el ahorro de dinero se convierte en uno de los principales motivos para contratar un seguro.

4.Ahorrar tiempo

Ya lo decíamos antes: el seguro resuelve las diferentes gestiones que conllevan las situaciones imprevisibles ocurridas durante un viaje, como, por ejemplo, que la aerolínea tarde en devolvernos las maletas.

Cuando se producen incidencias con el equipaje, las compañías aéreas tardan una media de 42 horas en devolver las maletas a sus propietarios. Por eso, los seguros te cubren los gastos de los artículos de primera necesidad que necesites comprar para continuar con tu viaje.

En estos casos, el pasajero tiene derecho a una indemnización, y aquí también puedes ahorrar bastante tiempo. Las aseguradoras suelen tardar unos 15 días en reembolsar la indemnización por retraso o pérdida de equipajes, mucho menos de lo que tardaría la aerolínea -y con menos trámites-.

5.Poder cancelar tu viaje hasta un día antes de partir

Con un seguro de viaje con coberturas de cancelación podemos cancelar el viaje sin perder el dinero hasta un día antes de su inicio.

Cada vez somos más previsores a la hora de preparar nuestras vacaciones, pero eso reduce las posibilidades que tenemos para prever una situación que nos impida viajar. Un seguro de viaje con coberturas de cancelación nos da total tranquilidad para hacer nuestros planes sabiendo que, si tenemos que cancelar el viaje, podemos hacerlo sin perder el dinero hasta un día antes de su inicio.

Lo mismo ocurre si, una vez ya de viaje, tenemos que interrumpirlo y volver a casa. En estos casos, el seguro se hace cargo no solo del viaje de vuelta, sino de compensarte por los días que no has podido disfrutar.


6.Recibir asesoramiento y protección jurídica

Sabemos que eres un viajero responsable, pero si cuando estás fuera causas involuntariamente algún daño a terceros (en personas, animales o cosas), el seguro de viaje puede ayudarte. Estas pólizas incluyen garantías para hacer frente a gastos judiciales, fianza judicial inclusive.

Además, la compañía de seguros te ofrece asesoramiento jurídico en todo lo relacionado con tu viaje, incluyendo reclamaciones que tengas que presentar por daños y perjuicios que sufras como peatón, conductor o pasajero o por contratos de compras o servicios.


7.Poder volver a casa

El seguro de viaje cubre los gastos de rescate, salvamento y repatriación si así fuera necesario –algo que no contemplan ni la Tarjeta Sanitaria Europea ni muchos seguros médicos-

¿Tienes que volver a casa antes de tiempo a causa de una enfermedad o accidente durante tu viaje? El seguro de viaje no sólo cubre los gastos médicos en cualquier parte del mundo, sino que también cubre los gastos de rescate, salvamento y repatriación en transporte sanitario si así fuera necesario –algo que no contemplan ni la Tarjeta Sanitaria Europea ni muchos seguros médicos-.

El seguro de viaje afronta, además, otros gastos médicos por nosotros, como el desplazamiento de un familiar para que te acompañe en caso de hospitalización.

8.El seguro se adapta a ti

¿Por qué pagar más por algo que no necesitas? En InterMundial los seguros de viaje son personalizables porque entendemos que no necesitas lo mismo si te vas de crucero que si pasas unos días en la playa o vas a practicar deporte, del mismo modo que también importa el destino y la duración de tu viaje.

Por este motivo, encuentras seguros de viaje anuales, por si eres de los que hacen mínimo 2 viajes al año, seguros que te cubren la práctica de deportes, por si eres de los que recorren el mundo con los esquís y la tabla de surf en la maleta, e incluso seguros de viaje para toda la familia o para tu mascota, por si eres de los que nunca viajan solos.


9.Porque el seguro médico o el seguro incluido en la tarjeta de crédito no es suficiente

¿Tienes seguro médico o tu tarjeta de crédito incluye un seguro de viaje? Estas son solo algunas de las ventajas que ofrece un seguro de viaje específico respecto a los dos anteriores:

Respecto al seguro médico:

- Coberturas: El seguro de viaje incluye, como el seguro médico, asistencia sanitaria en el extranjero, pero, además, otras como la repatriación o problemas relacionados con el equipaje, la documentación, el transporte, el alojamiento o incluso la cancelación del viaje.

- Límites de edad: El seguro médico suele incluir límite de edad, excluyendo a niños y mayores de 65 años, algo que no hacen los seguros de viaje de InterMundial.

- Precio: Los seguros de salud suelen contratarse anualmente. Si tu intención como asegurado es estar cubierto solamente durante el tiempo que duren tus viajes, económicamente suele ser más rentable contratar un seguro de viaje que abarque solo este periodo.

- Asistencia sanitaria en el extranjero: Con los seguros de viaje tendrás la opción de contactar directamente a través del número de asistencia 24 horas con la aseguradora, podrás saber a qué centro sanitario dirigirte y tendrás cubiertos los gastos médicos de forma inmediata, sin tener que esperar a futuros reembolsos. Algo especialmente importante en países como Estados Unidos, en los que la asistencia sanitaria puede alcanzar cifras muy elevadas.

Respecto al seguro incluido en las tarjetas de crédito:

- Ámbito de actuación: El seguro incluido en las tarjetas solo cubre para viajes fuera de España que hayan sido pagados con esa tarjeta, mientras que el seguro de viaje sirve para viajes nacionales e internacionales.

- Asistencia médica: Los seguros de viaje incluyen cuantías económicas en concepto de gastos médicos más elevados. Además, también incluyen la contratación de un intérprete en caso de hospitalización.

- Equipajes: También en este caso las cuantías económicas de los seguros de viaje son más elevadas.

- Problemas con el medio de transporte: Las compensaciones económicas de los seguros de viaje también son más altas y, además, contemplan los accidentes “in itinere”, que son aquellos que ocurren en un desplazamiento durante el viaje, como puede ser de camino al aeropuerto desde casa en tu propio vehículo o en el transfer del aeropuerto al hotel una vez en el destino.

- Asesoramiento legal: Los seguros de viaje también te ayudan en situaciones relacionadas con tu Responsabilidad Civil, anticipando gastos de defensa legal o de fianzas judiciales en el extranjero.

Anulación: No todos los seguros incluidos en las tarjetas de crédito ofrecen la posibilidad de anular el viaje antes de su inicio y, si lo hacen, contemplan un listado muy breve de causas.

Atención al cliente: Son pocos los seguros de asistencia en viaje incluidos en tarjetas bancarias que garanticen un servicio de información gratuito e ininterrumpido.

10.En algunos países es obligatorio

Este, sin duda, es un gran motivo. Hay ciertos países a los que no puedes viajar si no cuentas con un seguro de viaje. Es el caso de Cuba, que requiere a todos sus visitantes disponer de una póliza de viajes que tenga amplias coberturas de gastos médicos, de repatriación y de asistencia 24 horas. También de Rusia, que pone el seguro de viaje como condición para conseguir el visado.

Pero son muchos más los destinos para los que es obligatorio contratar un seguro de viaje. Puedes ver el listado completo aquí.

¿Te ha gustado el artículo? Compártelo en tus redes sociales

Utilizamos cookies para darte la mejor experiencia posible. Al seguir navegando aceptas su uso. Más información.

cerrar