El Brexit aviva el temor de los turistas a quedarse sin cobertura sanitaria en Londres

El Confidencial - 20/08/2019

Cuando un nuevo capítulo del Brexit salta a los titulares, la centralita de las aseguradoras de viajes echa humo. "A la gente le suenan campanas pero no sabe dónde", así que llaman para sondear si deben contratar un seguro de viaje antes de hacer las maletas hacia Reino Unido, explican desde IATI.

Esta aseguradora especializada en viajes y vida constata un aumento de las consultas en los últimos meses, sobre todo cuando los telediarios se hacen eco de alguna novedad relacionada con el Brexit. Los expatriados y viajeros de larga duración son los más activos en las solicitudes de información. Esa incertidumbre todavía no se ha trasladado a las contrataciones de seguros, que siguen creciendo a un ritmo normal.

Algo parecido ocurre en la aseguradora InterMundial, donde sí están empezando a notar un cierto repunte en la compra de seguros de viajes con rumbo a Reino Unido. "Recibimos muchas consultas de viajeros que se preguntan si podrán hacer uso de la Tarjeta Sanitaria Europea (TSE), tanto en nuestro canal de atención telefónica como a través de las redes sociales".

Hasta ahora, la TSE ha protegido a todos los ciudadanos europeos de vacaciones en UK, si bien tiene sus limitaciones y no garantiza que la atención sanitaria sea gratuita al 100%. El responsable de Producto de InterMundial, Arturo Moreno, matiza que la sanidad pública es universal en Reino Unido, aunque sus hospitales suelen emitir una factura simbólica para que los usuarios sean conscientes de lo que su tratamiento cuesta a las arcas del Estado.

Según la ventanilla única del Brexit de la embajada de España en Londres, el médico de cabecera y las consultas de enfermería en atención primaria son gratuitas para todos en el Sistema Nacional de Salud británico (NHS), si bien el tratamiento hospitalario gratuito en principio está reservado a los residentes de Reino Unido. Cosa distinta son los gastos derivados, como las repatriaciones urgentes al país de origen en caso de problemas médicos graves. La Tarjeta Sanitaria Europea no cubre ese tipo de situaciones, a diferencia de los seguros de viajes con determinado importe de cobertura.

Y si hay Brexit duro, ¿qué?

En caso de que no haya acuerdo entre la Unión Europea y Reino Unido, el Gobierno español adoptará medidas de contingencia para garantizar la asistencia sanitaria de los ciudadanos ingleses en España "siempre que las autoridades británicas competentes concedan un tratamiento recíproco a los ciudadanos españoles" en territorio británico.

La Comisión Europea va más allá con dos casos prácticos: una persona checa de vacaciones en Reino Unido y un turista británico en Italia se preguntan si tendrán cobertura sanitaria tras el Brexit. "Sí", pero siempre y cuando ese caso se dé durante el periodo transitorio, responde Bruselas, en referencia a los meses posteriores a la salida de UK del bloque comunitario. Ese plazo es ampliable al 31 de diciembre de 2021 ante el nuevo retraso del Brexit a octubre.

No obstante, la existencia del periodo transitorio está condicionada a que la Unión Europea y Reino Unido alcancen un acuerdo de salida. Una vez expirado ese plazo, ¿podremos recibir asistencia sanitaria con cargo a la TSE? "No. El acuerdo de retirada no establece que pueda utilizarse la Tarjeta Sanitaria Europea durante futuras vacaciones en Reino Unido", aclara la Comisión Europea. En el peor de los casos (Brexit duro), la TSE se convertirá en papel mojado para los turistas tan pronto como Reino Unido salga del bloque comunitario.

La situación es distinta para los europeos que hoy residen legalmente en Reino Unido, pues podrán recurrir a la sanidad pública de ese país (NHS) incluso en caso de Brexit duro. "El Gobierno británico está buscando acuerdos de asistencia sanitaria recíprocos, ya sea con la Unión Europea o con los países de manera individual", explica el Departamento de Salud y Servicios Sociales británico.

NHS recuerda a los no residentes que serán considerados como visitantes extranjeros y deberán pagar por los servicios hospitalarios. "Se recomienda encarecidamente que obtengan un seguro médico con cobertura sanitaria suficiente para toda su estancia", zanja. No ocurre lo mismo con los estudiantes o los pensionistas de otros países en Reino Unido, cuyos costes médicos recaen en su país de origen.

Visto lo visto, los temores de los turistas están justificados. A menos que se alcancen acuerdos bilaterales sobre la asistencia sanitaria en vacaciones, los españoles (y los británicos que vengan a nuestro país) deberán contratar un seguro de viaje para respirar tranquilos ante cualquier percance de salud. Ya lo hacen muchos viajeros de fuera de la zona Schengen, salvo en el caso de América Latina. Los países de ese continente han firmado acuerdos bilaterales con España para no estar obligados a sacarse un seguro de salud durante su estancia en nuestro país, aclara Moreno.

Ver más>

Utilizamos cookies para darte la mejor experiencia posible. Al seguir navegando aceptas su uso. Más información.

cerrar