La llegada de la primavera es un acontecimiento importante en todas las culturas, pero si hay un país donde se celebra con alegría y originalidad es en India. Millones de personas salen a la calle el día de Holi para celebrar que la primavera se llena de color, ofreciendo y rebidiendo una lluvia de colores. Lo mismo sucede en otros países dentro de la órbita cultural India, como Nepal. En los últimos años la fiesta está siendo conocida en occidente gracias a la publicidad, que ha empezado a hacer uso de las atractivas imágenes de este colorido festival indio. Además, se están celebrando festivales Holi en diferentes ciudades del mundo, donde que se combina el tradicional juego de los colores de India con espectáculos de danza de Bollywood, talleres y otras actividades.

La manera de celebrar Holi en India es sencilla: los días antes de la fiesta las calles y mercados se llenan de puestos con pigmentos de colores. Rojo, azul, verde, amarillo, rosa, naranja, morado se acumulan en pequeñas montañas ante la mirada de los transeúntes, que no paran de comprar bolsas con polvos de color. El día de Holi, que varía cada año en función del calendario lunar, la costumbre es vestir de blanco para que los colores se distingan con más fuerza. Nada más salir a la calle, vecinos y desconocidos comienzan “jugar a Holi” contigo, bien aplicándote los colores con las manos, lanzándolos al aire sobre tu cabeza, o mezclándolos con agua para lanzarlos dentro de globos o de utensilios parecidos a las pistolas de agua. Como resultado todo el mundo acaba completamente embadurnado de colores.

Esta particular manera de celebrar la llegada de la primavera encierra también una función social: durante un día se relajan las rígidas distinciones sociales entre personas de distintas castas, y las marcadas jerarquías entre jefes y empleados, profesores y alumnos, e incluso, entre miembros de la familia. También se olvida el tabú que impide que hombres y mujeres se toquen públicamente, ya que, generalmente, además de aplicar el color a otra persona se le da un abrazo.

Holi

Esta festividad hindú dura desde temprano por la mañana hasta medio día, cuando, limpios ya de colores, se participa en una comida con familiares, amigos o compañeros. Las “secuelas” de Holi se dejan ver días después, pues, debido a la calidad de algunos pigmentos, no es extraño ver a algún guardia urbano con la oreja amarilla o una vaca sagrada llena de colores por la calle.

Holi se celebró en India el 17 de Marzo, pero este sábado tú también tienes la oportunidad de vivir la experiencia de Holi si acudes el sábado 29 al Festival de Holi en Madrid. en la Explanada de Plaza de las Ventas, en la calle Alcalá 237, de 17:00 a 20:00 horas, y en Barcelona en el Parque de las Tres Chimeneas a las 12:00 horas.

¡No te lo pierdas!

Vive la experiencia de Holi en Madrid y Barcelona
¿Te ha gustado este post? Vótalo