Dublin es una ciudad donde podemos encontrar arte y cultura por cualquier esquina. Si queremos visitar la ciudad modo low-cost lo mejor es patear la ciudad y visitar lugares cuya entrada sea gratuita, como esta lista de National Geographic ha elaborado. http://travel.nationalgeographic.com/travel/free-things-to-do-in-dublin/

Atracciones

 ¿Y si tienes un familiar irlandés? Puedes buscar en la Biblioteca Nacional de Irlanda, donde existe un servicio de asesoramiento gratuito de genealogía. O también puedes visitar una de las exposiciones de la biblioteca, pues la entrada es gratuita.

A poco más de dos kilómetros del centro se encuentra El Jardín Botánico, un parque nacional de 48 hectáreas a la orilla del río Tolka. Este jardín es conocido por su herbario, ya que comprende unas 600.000 plantas en antiguos invernaderos de hierro forjado y cristal. El centro atrae a visitantes que quieres darse un paseo por los jardines, ya que no se cobra por entrar. Las visitas guiadas cuestan dos euros, excepto los domingos a mediodía, que no se cobra ningún importe.

jardin botanico

Cultura

 La Galería Nacional de Irlanda alberga más de 15.000 pinturas, esculturas y otros trabajos desde el siglo XIII hasta mediados del Siglo XX. Lo más destacado se encuentra en la sección de Obras Maestras e incluye pinturas Jack Butler Yeats, artista nativo. Entre ellas se encuentra la obra ‘The Liffey Swim”, donde se representa la carrera anual por el río Liffey, vigente hoy en día, por la cual Yeats ganó una medalla de plata en la Exhibición Olímpica de 1924.

Galeria Nacional de Irlanda

 Nombrado museo de arte moderno desde hace más de cien años por el coleccionista de arte y filántropo Sir Hugh Lane, la Dublin City Gallery The Hugh Lane es gratuita para todos sus visitantes. Su colección permanente cuenta con obras de destacados artistas irlandeses, como la obra ‘La Víspera de Santa Inés’, de Harry Clarke y otras pinturas de su legado personal como ‘Lavacourt bajo la nieve’, de Claude Monet. Además, todos los domingos a mediodía la galería de esculturas da conciertos de géneros que van desde la música más tradicional hasta sonatas para piano.

 Un millonario  de Nueva York dedicado a las minería y con una debilidad por el arte y los textiles decorativos de Asia Oriental y Oriente Medio, Alfred Chester Beatty, se convirtió en 1957 en ciudadano honorario irlandés y dejó una gran colección de papiros egipcios, batas de dragones chinos y cuadernos de dibujos japoneses a su país de adopción que ahora se puede ver gratis. Ahora, se pueden ver gratis en Chester Beatty Library.

Pasa una tarde paseando por Grafton Street, la calle con mayor comercio de la ciudad. Entra en los almacenes Brown Thomas, contempla las mantas tejidas a manos, admira las bufandas hechas en la tejeduría más antigua de Irlanda en Avoca, fundada en 1723, y disfruta de la cantidad de artistas callejeros, músicos y magos.

Música en Dublín

Familias

Niños menores de 14 años montan gratis en los autobuses de dos pisos Dublín Bus Hop-On Hop-Off Tour, que efectúa 30 paradas en dos rutas distintas que comienzan a las 9 todos los días. Entre las paradas se incluye la antigua prisión-museo Kilmainham Gaol, donde muchos líderes de la rebelión irlandesa fueron encarcelados y ejecutados; El Muro de U2, sus antiguos estudios  de Windmill Lane que ahora llenos de graffitis psicodélicos. Las entradas (19€ para los adultos y dos niños gratis por adulto) son económicas si se utilizan los dos días.

 Además, existe un billete de la misma compañía te permite, por 30 euros, la entrada incluye un paseo por los lugares más representativos de la ciudad y la entrada al Little Museum of Dublin. El museo cuenta la historia de la capital hoy en día gracias a postales y fotografias actuales.

Crea una máscara de cuervo, maneja un meteorito o acaricia un osito de peluche en el Museo de Historia Natural que, además, ofrece una serie de programas y eventos para niños de todas las edad, todo gratuitamente, aunque para algunos eventos es mejor reservar.

 Comida y bebida

La entrada a la gigantesca Guinness Storehouse, el templo del bien oscuro más preciado de la ciudad, es de 18 euros y lo más destacado es el final del tour: una pinta en el Gravity Bar, con una vista de 360 grados de Dublin. Deja que un “dubliner” te compre una pinta o una taza de té en el programa City of a thousand Welcomes, una iniciativa para poner en contacto visitantes con los locales.

 Temple Bar puede ser el lugar de la fiesta por la noche, pero los ‘foodies’ lo prefieren los sábados por la mañana. Desde las 10 de la mañana, el Meeting House Square se transforma en un mercado de comida, donde se encuentran los mejores productos de Irlanda: desde las ostras en The Temple Oyster Bar al queso de cabra de Paddy’s Jack. Toma un aperitivo de empanadas de carne y verduras en The Gallic Kitchen por 4.50 euros.

Temple Bar Food Market

Al aire libre

St. Stephen’s Green es el corazón de la ciudad. Un lugar para trabajadores y estudiantes que necesitan un poco de aire fresco y es todo un monumento vivo de la turbulenta historia de la ciudad. Este parque fue utilizado para las ejecuciones públicas, fue ocupado por los miembros del ejército Ciudadano Irlandés durante el Alzamiento de Pascua de 1916 (tanto ellos como el ejército británico pararon el fuego para que los jardineros pudieran alimentar a los patos). El parque es más tranquilo hoy en día, con más de tres kilómetros de caminos, un lago y con señales en braille para invidentes, perfumadas plantas, un pario y varios monumentos a los escritores de la ciudad, como W.B. Yeats, James Joyce, and Henry Moore, así como una estatua del revolucionario irlandés Tone líder Wolfe , conocida como ” Tonehenge ” por el semicírculo de columnas que la rodean.

jardin botanico

Con 200 hectáreas, Phoenix Park es uno de los mayores espacios verdes públicos de Europa. Cuando sale el sol, los dubliners salen a pasear a lo largo de extensos senderos del parque, el cual alberga ciervos (Contemplar el venado es un pasatiempo común en el parque, desde que se introdujo una manada de gamos en el siglo XVII siglo) o hacer picnics en el jardín Victorian People’s Flower Garden, cerca de la entrada. Se ofrecen paseos guiados gratuitos todos los miércoles a las 11 horas para explorar los terrenos.

 

Fuentes: Seguros de viaje internacional Intermundial | National Geographic

Viajes low-cost: ¿Qué hacer en Dublín gratis?
4 (80%) 1 voto