Vendedores ambulantes, danza, ilusionismo, nobles, faquires, encantadores de serpientes y juglares. Del 8 al 11 de mayo el llamado Dalt Vila, el casco antiguo de la ciudad de Eivissa, se convierte en una feria medieval, en conmemoración a las diferentes culturas que, con el tiempo, han configurado la esencia de la isla: fenicios, romanos y árabes.

Las calles se adornan con telas y banderas, se llenan de puestos de artesanía, de comidas típicas, de teatro y de danza. Un acontecimiento lúdico y cultural que nos transporta a otra época por unos días.

Más de 150.000 personas se acercan a los mercados y participan en las actividades de animación, entre las que destacan el teatro, la cetrería, el tiro con arco y las danzas árabes en las que colaboran un centenar de artistas y 200 artesanos. Las calles de Dalt Vila se llenan de personajes de la Edad Media que celebran la distinción del centro histórico como Patrimonio de la Humanidad. Una feria medieval llena de actividades culturales dignas de visitar.

Fuente: InterMundial Seguros de Viaje

Imagen: Pablo Guzmán Torres (Flickr)

Ibiza regresa a la Edad Media en mayo
¿Te ha gustado este post? Vótalo