Según pasan las horas de este 21.12.12 parece evidente que el Fin del Mundo llegará, pero no hoy… Por eso hemos decidido que en nuestra actividad de ocio de hoy os vamos a proponer un viaje cercano al fin del mundo, pero sólo físico… y es que hablamos de un viaje a Laponia, uno de los territorios más al norte de Europa, situado muy cerca del denominado Círculo Polar Ártico.

¿Y por qué visitar un lugar tan gélido en pleno invierno? Pues porque allí vive uno de los grandes protagonistas de las navidades, Papá Noel. Viajar hasta Laponia en esta época se convierte en un sueño para muchos pequeños. Aunque los viajes organizados para estas fechas pueden costar entre 1.500 y 2000€ por persona, si tu bolsillo te lo permite, te recomendamos que no te pierdas esta experiencia.

Son muchas las agencias que ofertan este tipo de viaje y todas ellas con un gran abanico de propuestas para disfrutar en Rovaniemi (capital de Laponia) durante una semana: rutas en trineos tirados por huskies o renos, circuitos en motos de nieve, visita a un iglú…

Por supuesto, las actividades con más reclamo son todas aquellas relacionadas con Santa Claus. Conocer en persona a Papá Noel, hablar con él y ver cómo trabaja es, sin duda, una experiencia inigualable para los más pequeños. Durante la visita, además, se pueden conocer otros atractivos navideños como la Escuela de Elfos o la oficina de correos donde se reciben cartas de los niños de todo el mundo.

Éste es, sin duda, el único Fin del Mundo que nos gustaría conocer a nosotros… ¿Y a ti?

Fin del Mundo con Papá Noel
¿Te ha gustado este post? Vótalo