Con el otoño, llega el frío y también la lluvia… pero no desesperéis, eso no es impedimento para que sigamos viajando. De hecho, la propuesta que hoy os hacemos sólo puede disfrutarse durante el otoño: salir a buscar setas. Afortunadamente, en España existen innumerables rincones para salir a la caza del boletus, sin embargo, hoy queremos hablaros de un lugar en concreto: el Parque Micológico de Ultzama, donde se pueden encontrar hasta 848 especies distintas de hongos.

Se trata de un lugar único, no sólo por la belleza de su enclave, el Valle de Ultzama, sino porque el parque cuenta con un “plan de regulación de la recolecta” que garantiza la conservación del terreno y su entorno. Esto, a su vez, evita la masificación en el parque y hace que sea mucho más agradable pasear por él al encuentro de las preciadas setas.

Para poder acceder al parque es necesario un permiso de recolector que se puede solicitar a través de Internet, en el Punto de Información Micológico del Parque o en algunos establecimientos turísticos de la zona. Con él, se obtiene también una guía del recolector y asesoramiento micológico gratuito. La entrada, además, te permite visitar las exposiciones micológicas y participar en las actividades formativas del centro. Con este permiso, que tiene un precio de 5 euros, puedes recoger hasta 8 kilos de setas u hongos por persona y día, eso sí, ¡si eres capaz de encontrarlos!

Además del placer de llenar la cesta, el Parque te permite disfrutar de un increíble paisaje y es que el valle de Ultzama se constituye como un mosaico de bosques, praderas y cultivos de gran diversidad. El Valle se incluye dentro de la red europea de protección Red Natura 2000. Sus robledales están protegidos, así como la zona del alto Belate, por su singularidad de ecosistemas y biodiversidad.

Salir de casa y disfrutar del fin de semana rodeado de naturaleza es, sin duda alguna, la mejor forma de aprovechar la belleza del otoño. Además, ¿qué mejor para terminar un paseo por el bosque, que una cena a base de setas recogidas por nosotros mismos? ¡No os lo podéis perder!

Este otoño, ¡salimos a buscar setas!
¿Te ha gustado este post? Vótalo