A la hora de planificar un viaje nunca nos olvidamos de buscar información y reservar el medio de transporte, el alojamiento o las actividades a realizar. Tampoco dejamos fuera de la maleta los documentos requeridos. Entre todos estos trámites que nos permiten disfrutar del viaje, es recomendable, cuando no obligatorio, contemplar la contratación de un seguro de viaje, pues garantiza una serie de coberturas no sólo durante el viaje, sino también antes y después. Entre las dudas que pueden surgir a la hora de elegir la póliza más adecuada para nuestro viaje, está la de cuándo adquirirla. La contratación del seguro a tiempo nos permitirá disfrutar al cien por cien de sus garantías.

El seguro de viaje: ¿Cuándo hay que adquirirlo?

Lo ideal es contratar el seguro de viaje en el momento de hacer la primera reserva de nuestro viaje: Un vuelo, un apartamento, la entrada a un evento o cualquier reserva que demuestre que realizaremos un viaje al destino o ámbito geográfico para el que contrataremos la póliza. No obstante, puede ser adquirido hasta el día anterior al comienzo del viaje, teniendo en cuenta que no quedarán cubiertos los sucesos ocurridos antes de la contratación del seguro.

Algunas de las pólizas de asistencia en viaje incluyen la cobertura de anulación, la cual nos permite recuperar los gastos de las reservas que no disfrutaremos si nos vemos obligados a cancelar por enfermedad grave, despido laboral, presentación a un examen de oposiciones o por el resto de causas. Para disfrutar de forma inmediata de esta garantía de cancelación, es conveniente informarse del límite de tiempo para contratar el seguro de viaje que figura en las condiciones generales del mismo. En concreto, la mayor parte de los seguros de viaje y deportivos de InterMundial deben ser contratados en el momento en que hagamos esa primera reserva del viaje o en los 7 días siguientes. Pasado este plazo, se establece un período de carencia para la cobertura de anulación.

El período de carencia es el tiempo durante el cual no podremos disfrutar de una determinada cobertura incluida en nuestro seguro de viaje. En el caso la cobertura de cancelación de viaje, InterMundial establece un período de carencia de 72 horas, lo que quiere decir que sólo podremos beneficiarnos de ella una vez transcurridos tres días desde que contratamos la póliza de viaje.¿Qué es la carencia del seguro de viaje?

Tal vez no surja otra duda en cuanto al momento en que solicitar la póliza. Si cuando debemos contratar aún no contamos con todas las reservas para nuestro viaje, ¿podemos continuar añadiendo posteriormente algunas más manteniendo también el derecho a reembolso por cancelación? Sí, siempre que el coste de estas reservas no supere el límite de gastos de anulación contratado, que también es ampliable.

Igualmente, y conforme a las condiciones de contratación, el seguro de viaje se puede ampliar o modificar a medida que se va necesitando, por ejemplo, si vamos a viajar a un ámbito territorial diferente al contratado, si retrasamos nuestra fecha de vuelta o si añadimos nuevos asegurados.

Un seguro de asistencia en viaje o un seguro deportivo, además de permitirnos recuperar los gastos de anulación anteriores al viaje, nos garantiza la asistencia durante nuestra estancia cubriendo gastos importantes como son los de asistencia sanitaria, repatriación, accidentes, pérdida o daños de equipaje, retraso o cancelación del vuelo, pérdida de servicios contratados, interrupción de viaje, responsabilidad civil o protección jurídica.

Si tienes un viaje en mente o lo haces frecuentemente, consulta con la compañía aseguradora cuál es el seguro de viaje que mejor se adapta a tus necesidades como viajero e infórmate bien de sus coberturas, ampliaciones, condiciones, límites y exclusiones para poder usarlo adecuadamente.

¿Cuándo contratar el seguro de viaje? 5.00/5 (100.00%) 1 voto