Hay ciertos viajes que organizamos con mucha antelación, por ejemplo, para alojarnos en un buen hotel en temporada alta sin tener que pagar demasiado o con el fin de asegurarnos un vuelo en las fechas deseadas. Reservar meses antes, sin embargo, nos puede causar el temor de que algún contratiempo nos impida llevar a cabo el viaje, perdiendo el dinero de las reservas. ¿Qué problemas podrían hacer que no disfrutemos de nuestras vacaciones? Todos pensamos en cuestiones de salud, trabajo y estudios, en incidentes que supongan un gasto importante o en trámites administrativos. Sin embargo, hay otras causas ajenas a nuestra vida privada que tampoco podemos controlar y que también pueden hacer que tengamos que cancelar o interrumpir nuestro viaje. Hablamos de las causas de fuerza mayor.

¿Qué son las causas de fuerza mayor?

Se considera fuerza mayor una situación ajena a ti y que supone un riesgo al viajar, como la declaración de zona catastrófica del destino o un acto de piratería, entre otras.

Declaración de zona catastrófica

Si declaran oficialmente zona catastrófica tu lugar de residencia o el lugar de destino donde vas a viajar, o también el lugar de tránsito hacia el destino, siempre que éste sea el único camino para llegar al mismo. Las causas de la declaración de zona catastrófica suelen ser los desastres naturales, como las inundaciones, terremotos o incendios.

Actos de piratería

Si se producen actos de piratería aérea, terrestre o naval que te imposibiliten iniciar o continuar tu viaje. Por ejemplo, en el mar, la piratería es el ataque por los miembros de una embarcación a otra en aguas internacionales o en lugares no sometidos a la jurisdicción de ningún Estado, con el objetivo de robar la carga o las pertenencias de los pasajeros, exigir el rescate por estos o apoderarse de la propia nave.

Gracias al seguro de viaje, por estas dos causas de fuerza mayor podrás cancelar y recuperar el dinero de la reserva.

Con la cobertura de cancelación o interrupción recuperarás el 100% de lo que hayas pagado por tu viaje si tienes que anularlo antes de viajar o si debes volver antes de tiempo a casa por cualquiera de estas dos causas de fuerza mayor. Esto te permite poder reservar tu viaje con mucha antelación, ya que si te pasa algún imprevisto de última hora, podrás recuperar el dinero. En los casos en los que canceles el viaje una vez que ya ha empezado, te reembolsaremos los gastos de cancelación de las reservas aseguradas que no hayas podido disfrutar.

Aunque las causas de fuerza mayor te puedan parecer poco probables, los seguros de viaje de InterMundial cuentan con otras causas más comunes por las que cancelar, tales como enfermedad grave del asegurado o su familia, contratiempos en el trabajo, presentación a exámenes de oposición, convocatoria a mesa electoral, etc.

La cancelación puede estar incluida como una cobertura más en un seguro de viaje, como Totaltravel, o puedes contratar un seguro de cancelación en exclusiva, como go | cancellation.  Con este seguro de cancelación de viaje tienes 34 causas cubiertas, y con Totaltravel Premium, hasta 40. Ambas pólizas cubren las dos causas de fuerza mayor de las que os hemos hablado.

Como decimos, una vez cancelada tu reserva, el seguro te reembolsa el importe que no recuperas de lo que pagaste inicialmente, es decir, los gastos de anulación. Los gastos de anulación que te corresponden vienen explicados en la política de cancelación de la empresa con la que reservas y el importe que te corresponde pagar suele depender del tiempo de antelación con el que has anulado tu reserva. Accede a este link para saber más sobre cómo funciona el seguro de cancelación de viaje, qué causas cubre y cómo tramitar el reembolso con la aseguradora.

Causas de fuerza mayor: ¿cómo las cubre el seguro de viaje? 5.00/5 (100.00%) 1 voto