Si vas a pasar unos días en la playa y quieres mantenerte en forma prueba a hacer alguno de estos ejercicios. De esta forma disfrutarás de otra manera el mar y la playa, y la sensación de bienestar posterior será mayor.

Nadar

Nadar en el mar

Nadando en paralelo a la costa ejercitarás tu cuerpo. Debido al oleaje, será más complejo que la natación en la piscina, pero no desistas. Realiza distancias cortas y poco a poco fíjate objetivos con distancias mayores. Nada siempre por lugares seguros donde seas visible para los socorristas y lleva gafas para ver debajo del agua.

Andar y correr por la playa

Andar por la playa

Aprovecha las primeras o las últimas horas del día para salir a correr o andar por la orilla. Además, de encontrarte con menos gente disfrutarás de las bellos amaneceres y de las increíbles puestas de sol en la playa. Si quieres aumentar la intensidad, aléjate de la tierra húmeda, ya que te hundirás en la arena en cada zancada en ejercicio será mayor. También puedes sumergirte un poco en el agua para tener más resistencia.

 

Yoga

Yoga en la playa

Aprovecha el espacio de la playa y el sonido de las olas para relajarte haciendo yoga. Practica solo o en compañía las posturas de yoga sobre una toalla o, simplemente, realiza estiramientos para relajar tu cuerpo. Aunque esté nublado, no olvides protegerte del sol e hidratarte.

Paddle Surf

SUP en el mar

Divertido, diferente y refrescante. Súbete a una tabla de paddle surf y surca los mares a golpe de remo. Es un deporte muy completo porque, a la vez que remas estas manteniendo el equilibrio en la tabla, aunque la dificultad variará según el oleaje del mar. ¡Prueba coger olas e intenta no caerte de la tabla!

Jugar al frisbee

Jugar al frisbee en la playa

¿Crees que cogiendo un disco no haces ejercicio? Prueba a cogerlo corriendo por la arena. Aprovecha las últimas horas del día, cuando la arena está más fresca, para realizar esta actividad. Ya sea entre dos o varios, para alcanzar el frisbee tendrás que correr varios metros por la arena y saltar a cogerlo. ¡Una divertida forma de correr por la playa sin darte cuenta!

Voley playa

Salta, agáchate, corre y golpea. Si te gusta jugar al voleibol no olvides llevar una pelota a la playa. Si no hay red, ¡seguro que puedes improvisar una! El efecto del sol, sumado a la dificultad de correr por la arena te hará sudar la gota gorda. No olvides refrescarte cada poco tiempo, beber agua y protegerte del sol.

Snorkel

Snorkel en el mar

Hazte con unas aletas o una monoaleta, un tubo y unas gafas de snorkel y… ¡A bucear! Compagina los movimientos lentos y grandes de tus piernas con unos más rápidos para variar el ritmo y hacer trabajar a tu corazón. ¡No te olvides de admirar el fondo marino!

Fútbol playa

Un deporte que te hará correr de arriba a abajo del campo. Solo necesitas varios amigos y una pelota, pues las porterías siempre pueden improvisarse y los jugadores acudirán cuando vean que tenéis una pelota con la que jugar. Procura realizar esta actividad cuando el sol ya este bajo y la arena no queme, pues es más fácil jugar descalzo.
¡Seguro que encuentras muchos deportes para practicar en la playa! ¡Anímate!

Fuente: InterMundial Seguros Deportivos

Aprovecha las vacaciones para ponerte en forma en la playa
4 (80%) 1 voto